adplus-dvertising

Para descubrir si su realidad es una construcción física o mental, para conocerse a él mismo realmente, el Sr. Anderson deberá decidir si quiere seguir al conejo blanco una vez más. Y si Thomas…Neo…ha aprendido algo, es que las elecciones, así como una ilusión, es la única manera de salir o entrar en la Matrix Por supuesto, Neo ya sabe lo que tiene que hacer pero lo que aún no sabe es que la Matrix es más fuerte, más segura y más peligrosa que nunca. Déjà vu.

Si piensas en Matrix de seguro se te viene a la mente lentes de sol, ropa de cuero, efectos especiales, acción extravagante, cámara lenta y filosofía existencialista entre otras cosas ¿Y si te dijera que estás equivocado? Bueno, yo no tengo que decirlo, pues Lana Wachowski lo ha expresado bastante bien por si misma en Matrix Resurrecciones. En esta época de reboots, remakes y secuelas que ‘respetan’ a las originales y viven de la nostalgia, llega esta cuarta entrega de Matrix que de manera irónica sigue las reglas de esta nueva tendencias.

rev-1-MX4-31141r_High_Res_JPEG

Algunas como traer de regreso a personajes conocidos, Keanu Reeves como Neo, Carrie-Anne Moss es Trinity, Morfeo regresa aunque es interpretado por Yahya Abdul-Mateen II, entre muchos otros que no se puede mencionar para no arruinar la sorpresa. También se replican algunas escenas de la trilogía original y a veces hasta aparecen en flashbacks, todo para que sintamos esa sensación de revivir el pasado. Sigue estas reglas, pero a la vez se burla constantemente de ellas.

Con su meta referencias, Matrix Resurrecciones deja muy claro que su existencia se debe más que nada a que el estudio no desaprovecharía la oportunidad de hacer más películas de Matrix, con o sin las hermanas Wachowski. ¿Por qué dejar que alguien más tomé su trabajo solo para lucrar de la nostalgia? Por eso Lana se dispuso a realizar esta secuela que si bien es innecesaria, al menos pudo hacer lo que quiso con ella, con una historia y un mensaje muy personal que al público general tal vez no le gustará, pero a ella sí.

rev-1-MX4-16683r_High_Res_JPEG.jpeg

Entonces al ver Matrix Resurrecciones no te encontrarás con la misma estética, ni con las mismas secuencias de acción tan cuidadosas y detalladas. No, Resurrecciones es más caótica, improvisada, todo lo contrario a la trilogía original. Y claro que encontrarás filosofía y existencialismo en su discurso, pero ese no es el punto, es más se burla de lo tanto que se le ha dedicado a estudiar sus temas.

Resurrecciones, se deshace o modifica todas esas características que pensamos eran esenciales para una película de Matrix y muchos se sentirán traicionados por estas decisiones de la directora. Sin embargo estas decisiones de Wachowski son a favor de hacer lo que probablemente es la superproducción de franquicia más personal de los últimos años, quien pueda apreciarlo quedará maravillado con la cinta.

Para mi eso es de admirar, pues si bien me gustan muchas de estas películas que usan la nostalgia para atraer al público, aún así creo que el futuro del cine debería estar en este tipo de películas que no tienen como propósito agradar por agradar, sino agradar por su honestidad. Lana Wachowski no hizo Matrix Resurrecciones para nosotros, la hizo para ella.

rev-1-MX4-FP-0194_High_Res_JPEG.jpeg

Título original: The Matrix Resurrections
Dirección: Lana Wachowski
Guión: David Mitchell, Aleksandar Hemon & Lana Wachowski
Elenco: Keanu Reeves, Carrie-Anne Moss, Yahya Abdul-Mateen II, Jessica Henwick, Jonathan Groff, Neil Patrick Harris, Priyanka Chopra Jonas, Christina Ricci, Telma Hopkins, Eréndira Ibarra, Toby Onwumere, Max Riemelt, Brian J. Smith y Jada Pinkett Smith.

 

Deja un comentario