fbpx
27 de septiembre de 2022

César es un chef exitoso, dueño de un restaurante italo-mexicano junto con su gran amigo Paolo, un hombre alegre y optimista. César está felizmente casado con Amelia, con quien tiene un hijo de diez años llamado Enrique. Poco antes de cumplir cuarenta años, descubre repentinamente que su esposa le ha ocultado algo importante durante mucho tiempo. Deprimido y derrotado, César siente que se le cae el mundo. Pero justo en el momento de crisis, César tiene que ir con Paolo a Cancún, a concursar en un certamen para los mejores pequeños restaurantes de México.

No hay nada más lamentable en el cine que cuando una película se presenta con una premisa interesante solo para terminar haciendo absolutamente nada con ella. Este es el caso de Cuarentones, que para empezar a que decir que lo único que realmente tiene relación al título es la edad que cumplirá el personaje principal en algún punto de la película.

Quizá parezca ser una queja mezquina, sin embargo el título es tan solo la primera señal del poco compromiso que el director y escritor Pietro Loprieno ha invertido en transmitir correctamente las ideas de la película o siquiera a hacerla entretenida.

cuarentones3

Cuarentones se trata de vender a si misma como una película que lidia con la crisis de los cuarenta, la premisa de César descubriendo que su hijo no es su hijo daba la suficiente pauta para explorar el tema. La forma de hacerlo por alguna razón es llevando a César a participar en un concurso en el que no tiene ninguna urgencia de ganar, que no le afecta nada, no pierde nada si no lo gana.

En resumen, nada en la vida de César está en peligro, ni siquiera batalla en el concurso, todo es fácil para él y hasta para su mejor amigo Paolo quien se supone si tiene algo que perder. Una película sin riesgos es una película en la que no sucede absolutamente nada, porque no hay situaciones que nos hagan sentir tensión, que nos hagan emocionarnos y mucho menos que nos hagan reír o que nos lleven a llorar.

Ni siquiera las interpretaciones de Erick Elías ni Adal Ramones, que al menos cumplen con ser carismáticas, logran levantar la cinta. Ya ni se diga de Gaby Espino, pues su interpretación es buena, pero el papel de su personaje es solo servir al desarrollo de César. La forma en que las mujeres son tratadas en general en esta película requiere toda una discusión.

Es claro que Cuarentones tiene intenciones de ser un gracioso drama inspirador que tendría el poder de unir familias, pero no lo es, porque no hay empeño en ningún aspecto de su realización.

cuarentones1.jpeg

Dirección y guión: Pietro Loprieno
Elenco: Erick Elías, Adal Ramones, Gaby Espino, Ximena González Rubio, Ricardo Zertuche, Antonio Fortier, Sonia Couoh y Martha Ofelia Galindo

 

Deja un comentario