fbpx

Una película hecha con mucho cariño al personaje.

70 años después de haber luchado en la Primera Guerra Mundial, Diana Prince, Mujer Maravilla, se encuentra luchando contra el crimen en los Estados Unidos. Cuando un hombre de negocios llamado Maxwell Lord comienza a conceder deseos sin límite, la Mujer Maravilla deberá detenerlo antes de que las consecuencias sean irreversibles.

Hemos hablado mucho de esto, el año ha sido terrible para el cine, la mayoría de las súper producciones se han movido al próximo año, muy pocas, como es el caso de Mujer Maravilla 1984, decidieron quedarse en el cine. Una decisión arriesgada, incluso peligrosa, por algo también se estrenará en HBO Max donde esté disponible, sin embargo la directora Patty Jenkins insistía en que la mejor forma de ver la película es en una pantalla de cine. La cosa es ¿Vale la pena?

Vale cada segundo. Algo que nos dejó muy claro la directora Patty Jenkins en la primera entrega es que el amor sería la fuerza que conduciría esta franquicia, sin embargo no se trata solamente del amor dentro de la historia, sino también del amor en hacerla. Ya sabemos que en Hollywood se producen muchísimas películas, que aunque disfrutables, se nota la frialdad con la que se realizan, esto es lo que separa a Mujer Maravilla 1984 del resto.

Desde sus primeros minutos se nota que Jenkins ha puesto un empeño extraordinario, hay compromiso con el proyecto, de hacer las cosas lo mejor posible, pero siempre con cariño, es una tarea muy personal para la cineasta. Se nota en cada aspecto de la película, desde el acabado visual, Jenkins decidió filmar en celuloide, lo cual resulta en un ambiente deslumbrante de colores saturados que resaltan por el buen uso de la estética ochentera sin lucrar de la nostalgia.

Las secuencias de acción son sencillas, pero cumplen con su función de ser emocionantes, aunque son realizadas con muchos efectos especiales, estos en su mayoría están bien realizados. La experiencia se enriquece gracias al sonido y la música original de Hans Zimmer, en uno de sus mejores scores de los últimos años. 

wonder-woman-1984-kristen-wiig-pedro-pascal-scaled1576325341.jpg

Fuera de Jenkins en la dirección, quienes se notan muy encariñados con la película son los actores. Empezando por Gal Gadot, su interpretación de Diana ha mejorado con el paso del tiempo, antes se apoyaba más de su carisma, sin embargo en 1984 tiene la oportunidad de explorar a fondo las emociones de Diana. Ha llegado a un punto en el que ya no hay distinción entre ella y el personaje, Gadot es la Mujer Maravilla, no hay más. Chris Pine regresa como Steve Trevor, su aparición está totalmente justificada y conlleva una gran carga sentimental, que solo Pine podía sobrellevar. En sus escenas juntos brillan por su dinámica, tanto como pareja sentimental como equipo.

Uno de los mayores aciertos de la película son los villanos, Jenkins dedica un buen tiempo a desarrollarlos para que estos tengan razones fundamentadas con las que  justifican sus acciones. Tanto Kristen Wiig interpretando a Barbara Minerva o Cheetah, como Pedro Pascal en el papel de Max Lord, utilizan su carisma para volverse personajes entrañables y luego usan sus habilidades dramáticas para marcar la transformación de sus personajes. Así ambos se vuelven dignos oponentes de Diana y se roban cada escena en la que aparecen.

Mujer Maravilla 1984, como dice su nombre, se ambienta en el año del 84, antes ya había mencionado que esto no se debe a un mero capricho estético, sino que es una época en la que el consumismo estaba al tope y las tensiones internacionales también. Jenkins usa este contexto para presentarnos una fábula sobre el egoísmo y la avaricia, en la que por más que caiga en la oscuridad, termina en una nota de esperanza. Al final nos ofrece un respiro de alivio muy necesitado en estos tiempos tan difíciles.

Claro que ir al cine es un riesgo y es una decisión de cada quién, y sí, quizá es la mejor forma de ver la película, pero a este punto eso ya no importa. La veas en una sala de cine o en la sala de tu casa, lo más probable es que disfrutes el alegre, divertido, absurdo y emocional espectáculo que es Mujer Maravilla 1984.

MM84

Dirección: Patty Jenkins

Guión: Geoff Johns, Patty Jenkins & Dave Callaham

Elenco: Gal Gadot, Chris Pine, Kristen Wiig, Pedro Pascal, Connie Nielsen & Robin Wright

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: