fbpx
26 de noviembre de 2022

Luego de un incidente en el que queda abandonado en un planeta hostil a 4.2 millones de años luz de la Tierra junto a su comandante y tripulación, Buzz intenta encontrar el camino de regreso a casa a través del espacio y el tiempo. A él se une un grupo de ambiciosos reclutas y su encantador gato robot, Sox. La misión se ve amenazada con la llegada de Zurg y su ejército de robots despiadados.

Vivimos en una época en la que el cine comercial vive de la nostalgia, esto lo sabemos muy bien y la discusión alrededor del tema es amplia. Aún así es el mejor para tener películas redituables. Pixar por supuesto no podía quedarse atrás, necesitaba un producto que atrajera a su público adulto por el simple hecho de ser una película que les recordara a su infancia.

Así nace Lightyear, una película que existe dentro del universo de Toy Story y por la que se lanzó la línea de juguetes de Buzz Lightyear, prácticamente lo que sucedió con el estreno de Toy Story. Pero Pixar no tiene como propósito hacer un meta comentario al respecto, no, su meta más bien es hacerte sentir como si Andy revisitara la película que marcó su niñez.

LIGHTYEAR

Y para muchos así será y que bueno ¿quién soy para negarles su felicidad? Sin embargo el hecho de que logre su objetivo es una prueba de que la única razón por la que existe Lightyear es para lucrar con la nostalgia. Aparece el traje clásico de Buzz, aplausos y gritos, dijo algún diálogo de los que decía en Toy Story, más aplausos. Pero eso es todo, Buzz Lightyear aunque es icónico, no es una propiedad intelectual con amplio material. Buzz Lightyear no tiene tres encarnaciones en pantalla que puedas reunir, no tiene ese nivel de reconocimiento, así que Lightyear tiene solo unos cuantos momentos de nostalgia que resaltan y que para algunos pasarán por desapercibidos.

Entre estos momentos lo único rescatable es el aspecto visual, quizá esta sea una de las películas de Pixar más ambiciosas en ese sentido y se convierte en su mejor entrega con una combinación de animación hiperrealista y caricaturesca. Fuera de eso, la historia es clásica sin esfuerzo, hasta el punto de ser genérica. Los personajes, sus motivaciones y sus arcos son flojos, poco importan y no tienen lo suficiente para ser memorables, excepto el gato Sox, tal vez. 

Pixar antes era sinónimo de calidad, ahora se pueden dividir sus entregas entre las que tienen reflexiones impactantes y las que son entretenimiento vacío, Lightyear cae en este segundo grupo. Curioso, porque logra parecerse a una película de los 90’s, espectaculares y vacías.

LIGHTYEAR

Dirección: Angus McLane
Guión: Jason Headley
Elenco: Chris Evans, Uzo Aduba, James Brolin, Mary McDonald-Lewis, Keke Palmer, Efren Ramirez, Peter Sohn, Dale Soules, Taika Waititi y Isiah Whitlock Jr.

 

Deja un comentario