Ante la crisis de la empresa.

A finales de febrero, se dio a conocer la noticia de la renuncia de Bob Iger al puesto de CEO de Disney, tras 14 años en la posición, para convertirse en Presidente Ejecutivo y delegar el alto mando a Bob Chapek.

Sin embargo, The New York Times dio a conocer que mediante una reunión por videollamada, Iger buscó junto al consejo de la empresa, algunas formas para ayudar a Chapek a enfrentar la reciente crisis, provocada por la reciente contingencia sanitaria en el mundo.

Aún se desconoce cuáles serán las tareas a desempeñar en concreto por Iger, pues aún conserva su puesto de Presidente Ejecutivo. Para comenzar, ha sido el rostro de Disney en todas las entrevistas realizadas desde el inicio de la pandemia, por lo que las relaciones públicas de la empresa podrían ser una de sus prioridades.

Mediante un correo electrónico al Times, Iger declaró:

«Una crisis de esta magnitud, y su impacto en Disney, necesariamente requiere de mi ayuda activa hacia Bob Chapek y la compañía aceptó, ¡particularmente por el hecho de que dirigí la compañía por 15 años!»

Las palabras de Iger no se pueden desmentir, menos tras el cierre de los diversos parques y la nula presencia en cines. Es obvio que Disney confía en él y también confía en que las cosas comenzarán a mejorar con sus acciones.

Deja un comentario