fbpx
6 de diciembre de 2022

El amor es lo que hace al mundo girar y no hay amor más puro y lindo que el amor de juventud. Ese amor inocente que te llenaba la panza de miles de mariposas, una época en la que saber si le gustabas o no a esa niña o niño especial era en lo único que pensabas… en lugar de pasar tus materias.

En el mundo del anime existen un sin fin de estas historias que nos harán añorar esos tiernos años estudiantiles y suspirar por nuestros primeros «crushes», y hoy te vengo a compartir mis tres animes de amor escolar IM-PER-DI-BLES.

1. Kaguya Sama: Love Is War – Crunchyroll

Una comedia romántica que te hará reír a carcajadas y volverte cómplice de esta épica historia de amor juvenil entre Kaguya Shinomiya y Miyuki Shirogane, miembros del comité estudiantil de la Academia Shuchi’in, una prestigiosa institución en donde asisten los hijos de las personas más poderosas de todo Japón, así como las mentes más brillantes de la generación.

Kaguya, vicepresidenta del comité estudiantil y heredera de todo el emporio Shinomiya, es lo que le sigue de multimillonaria, con decirles que todos los días un grupo de Chefs internacionales le preparan su «lunch» y además cuenta con guardaespaldas y toda clase de servidumbre. Sin embargo, se enamoró de Shirogane, el presidente del comité estudiantil, un chico becado, con un gran intelecto pero de clase baja, que llega todos los días a la escuela en bicicleta, quien también tiene sentimientos por Kaguya.

Ambos, egocéntricos y orgullosos, no pueden aceptar enfrente del otro que se encuentran perdidamente enamorados y se han propuesto lograr que sea el otro quien se declare primero. Es bajo esa premisa que avanza toda la serie y nos vemos involucrados en los juegos mentales de ambos protagonistas para dejar al descubierto los sentimientos de su amorcito.

Con tres temporadas y el rumor de una próxima película, Kaguya Sama: Love Is War es sin duda uno de esos animes que te suben el ánimo, te hacen reír hasta llorar y te hacen emocionarte cada vez que nos aproximamos a una declaración de alguno de estos dos tórtolos, además las historias secundarias como la de Ishigami, son una joya.

Sus 3 openings creados por Masayuki Suzuki se convertirán en tus favoritas en Spotify.

¿No me crees? Acá una prueba:

2. Ao Haru Ride – Los 7 mares🏴

¿Qué les puedo decir sobre esta serie? Sin duda alguna una de las que más me han hecho emocionarme y enamorarme de los personajes y es que tiene TODOS los clichés que nos gustan de los animes románticos: Un chico serio, duro, pero con su lado tierno y dulce, una protagonista fuerte, inteligente y un poco atolondrada, subtramas súper entretenidas y sobre todo un magnífico triángulo amoroso que hará dividir al fandom entre uno y otro team.

Si bien no se llegó a animar toda la historia, te recomiendo que terminando el anime vayas directito a leer el manga, te juro que no te vas a arrepentir.

La historia va de Futaba Yoshioka y Kou Mabuchi, quienes se conocieron en la secundaria y pues traían sus onditas, sin embargo, él se cambió de escuela antes de que ella pudiera decirle sus sentimientos. Pero el drama no acaba ahí… no señores, Futaba durante estos últimos años de secundaria sufre de Bullying por parte de sus compañeras debido a que les ocasiona demasiados celos el que ella sea tan popular entre los chicos.

Al pasar a la preparatoria, Futaba se decide a que no volverá a ser víctima del acoso y se vuelve lo menos femenina que puede… pero la vida le tenía una sorpresa: Kou está de regreso, sin embargo, ya no es el niño tierno que ella conoció sino que ahora es un chico frío y reservado.

¿Yoshioka seguirá enamorada de Kou o solo de su recuerdo de la infancia?

Una historia llena de escenas muy románticas que harán retorcerte el corazón y empatizar con su protagonista. Definitivamente Mafersita del pasado se siente completamente identificada con los sentimientos de Futaba.

3. Kimi Ni Todoke – Netflix

Señores, yo con este anime me quito el sombrero, sin duda es mi favorito y cuando me enteré que estaba disponible en Netflix, corrí a verlo por quincuagésima vez.

No hay nada que este anime no haga bien, sus personajes principales son hermosos, redondos y muestran un crecimiento a lo largo de sus gloriosos 38 capítulos.

Creerás que estoy exagerando y que posiblemente existan mejores historias, pero definitivamente esta es mi favorita, porque todo se siente tan natural y porque acá no es la historia de cómo la protagonista logra enamorar a un chico, sino como un chico logra que la chica que ama, se logre enamorar de sí misma y así ella logre aceptar su cariño.

Sawako Kuronuma, estudiante de preparatoria, es temida por todos sus compañeros pues tiene un gran parecido a «Sadako», el demonio que sale en la película «El Aro», todos piensan que llama a los espíritus y que los puede embrujar, es por eso que la evitan y ella se encuentra sola todo el tiempo, sin embargo, al conocer a Shota Kazehaya, todo el mundo de Sawako cambia.

Kazehaya es el típico chico popular, todas quieren con él y todos quieren ser su amigo, pero él desde el día uno se enamoró de Sawako y es hermoso ver cómo él poco a poco ayuda a que todos se den cuenta de lo valiosa que es ella como persona.

Y de eso va la serie, de la búsqueda de Sawako para encajar en la sociedad estudiantil, en cómo ella misma se va dando cuenta de sus sentimientos y cómo florece la relación entre estos dos.

Las subtramas también son muy buenas y nos sacian el hambre de chismecito, pero la historia de Sawako y Shota, es la mejor de todas.

Al igual que con Ao Haru Ride, no se animó todo el manga, así que cuando termines de ver el anime y tengas ganas de seguir viendo a este par de tórtolos, síguete con el manga, mil por ciento recomendable.

Espero estas recomendaciones te gusten tantísimo como a mí y las conviertas también en tus infalibles para esos días en donde quieras subirte el ánimo, taparte hasta las orejas y tomarte un chocolatito caliente.

Deja un comentario