adplus-dvertising

Después de haber rechazado gravemente una de sus ideas, una inteligencia artificial autodenominada Al G. Rythm secuestra al hijo del famoso atleta LeBron James y lo reta a un partido de basketball para rescatarlo. Para ganar el partido, James intentará reunir a los personajes más fuertes de Warner Bros. sin embargo tendrá que conformarse con los Looney Tunes.

Es difícil decir una opinión de Space Jam: Una Nueva Era ¿Por qué? Muchas de sus características son objetivamente terribles, sin embargo su presencia se debe a que sigue la fórmula de la primera entrega, así que criticarla negativamente por cosas que en Space Jam no nos molestaron sería un tanto hipócrita.

Partiendo de esta idea, podemos descartar la falta de coherencia en una estructura que se basa en hacer una serie de sketches de los Looney Tunes haciendo cosas extrañas para ganar puntos en un partido de basketball. Eso es lo que esperábamos que pasara y se entregó en gran parte de la cinta, no pedíamos más, pero aún así Malcolm D. Lee sintió que esto no era suficiente para que Space Jam: Una Nueva Era necesitaba algo más para ser un producto exitoso.

Es por esto que se esfuerza en que sea una película un poco más seria que la original, al intentar integrar en su trama a LeBron James como un personaje y no como una persona. A lo que me refiero es que el LeBron que se presenta en esta película, con su familia ficticia y sus vidas ficticias, es un personaje inspirado en el jugador real, no es que sea él exactamente y por esto LeBron se ve forzado a hacer algo que no tenía que, actuar.

space_jam_new_legacy_1920_production-5

No es que le quiera exigir a un atleta que sea un buen actor pues es una labor fuera de su área, al contrario, mi problema es que para que la película fuera dramáticamente competente, se le quiso exigir más allá de donde llegan sus habilidades. Lo único que necesitaba LeBron era usar su carisma, el cual no dudo que tenga, pero en el guión se le entregó un personaje que tiene todo, menos carisma, tanto que hasta parte de su desarrollo es aprender a ser más divertido.

Lo que funcionó tan bien con Michael Jordan es que este a pesar de ser el personaje principal, el verdadero conflicto era de los Looney Tunes y Jordan solo estaba ahí como apoyo, su transformación era mínima, todo lo que tuvo que hacer era estar presente y no ser más que el mismo, incluso cuando también habían elementos ficticios de su vida. LeBron James no es el problema, si se le hubiera permitido ser él mismo, la película sería totalmente diferente.

Hay muchas más cosas cuestionables en Space Jam: Una Nueva Era que creo que no valen tanto la pena mencionar. Pues no necesitaba ser una gran película, solo una muy divertida para toda la familia, en especial para los más jóvenes y claro que lo es, pero no creo que trascienda en el tiempo como la primera entrega lo hizo, quizá solo se le recuerde como la secuela que no estuvo al nivel.

spacejamnuevolegado.jpg

Dirección: Malcolm D. Lee
Guión: Juel Taylor, Tony Rettenmaier, Keenan Coogler, Terence Nance, Jesse Gordon, Celeste Ballard.
Elenco: LeBron James, Cedric Joe, Khris Davis, Sonequa Martin-Green, Ceyair J Wright, Zendaya y Don Cheadle.

Deja un comentario