fbpx
6 de octubre de 2022

She-Hulk representa a Emil Blonsky, La Abominación; su junta de libertad condicional se descontrola.

Ya se estrenó el tercer episodio de She-Hulk: Defensora de Héroes y tal vez es momento de aceptar la realidad, no es una muy buena serie, no es excepcional en prácticamente ningún sentido, si a caso la actuación de Tatiana Maslany es lo único que resalta. Más allá de eso sus elementos son realmente básicos.

Y sin embargo, es extremadamente divertida, es más, creo que ninguna de las series de Marvel que se han estrenado hasta el momento han sido tan graciosa como She-Hulk. Se podría decir entonces que es en la comedia donde la serie resalta, y en cierto sentido sí, pero es que ni siquiera en esta hay algo particular en ella en lo teórico.

SHE-HULK: ATTORNEY AT LAW

Son las actuaciones de Maslany, Tim Roth y el resto del elenco que llevan la comedia del papel a la pantalla con una buena ejecución, de nuevo, nada impresionante, pero lo suficiente para ser efectiva. She-Hulk: Defensora de Héroes es ante todo una sitcom, de leyes y superhéroes, pero eso viene después y por lo tanto se distingue del resto del universo de Marvel.

Bueno, pero es de admirar que tan solo con tres episodios, She-Hulk: Defensora de Héroes ha creado grandes polémicas tan solo por unas cuantas escenas o un simple cameo de una celebridad como Megan Thee Stallion. Así que sea lo que sea que traigan el resto de sus episodios, seguro que serán muy divertidos y que harán llorar a muchos hombres.

SHE-HULK: ATTORNEY AT LAW

Deja un comentario