adplus-dvertising

Todo lo que un fan del hombre araña espera.

Como fan del cine de superhéroes, es cierto que muchas veces la emoción hace que te dejes llevar y la objetividad no siempre juega bien a nuestro favor a la hora de escribir una reseña.

🚨 ESTA RESEÑA NO CONTIENE SPOILERS.

Sin embargo, después de casi 10 años de estar escribiendo en CineMedios, he podido aprender que la emoción y la objetividad, siempre se pueden combinar, dándonos resultados muy positivos.

Y bueno, para evitar tanta introducción, pasaré directamente a lo que a ustedes les interesa, saber qué tal está Spider-Man: Sin Camino a Casa.

En una frase que creo que engloba todo, lo puedo resumir: Me encantó. Y es en las siguientes líneas en las que les voy a contar los grandes aciertos que hacen de esta entrega, una gran película del arácnido.

INTRODUCCIÓN

La película empieza inmediatamente después de lo acontecido en Lejos de Casa, la identidad de Peter Parker ha sido revelada y sus seres queridos son los primeros en pagar las consecuencias, así que busca a Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) para que con un hechizo, lo ayude a corregir un poco el rumbo de los sucesos, pero todo, absolutamente todo, sale mal.

Con esa base se desarrolla toda la película. Y es que por errores en el hechizo que se pueden ver en el tráiler, el multiverso se desata.

La introducción de los villanos no se toma su tiempo, va directo al grano y al primero que podemos ver, es al Doc Ock de Alfred Molina, seguido del Duende Verde de Willem Dafoe, después nos encontramos con Lizard de Rhys Ifans, Electro de Jamie Foxx y Sandman de Thomas Haden Church.

Este primer acto es muy parecido en desarrollo y humor, al de las 2 películas anteriores. Un Peter Parker de Tom Holland que ha sido muchas veces muy criticado por su inmadurez, porque le falta más carácter o porque para muchos simplemente no es como el Spidey de los cómics, y si vamos más allá, por las constantes comparaciones con los Spideys de Tobey Maguire y Andrew Garfield.

Y derivado de lo anterior, en su afán por querer ayudar a los supervillanos y por consejo de la tía May (Marisa Tomei), todo se sale de control.

DESARROLLO

No les contaré tantos detalles de la película, pues quiero que la disfruten tanto como yo lo hice, así que pasemos a las actuaciones.

Algo que me encantó de esta entrega, es el desarrollo de Tom Holland como Peter Parker, ya que como lo mencionaba anteriormente, tras críticas sobre su personaje, de si es muy inexperto, inmaduro o siempre tiene que depender de alguien más (algún tutor como Tony Stark), en esta ocasión, podemos ver un cambio de carácter que nos proyecta al Spider-Man que estaremos viendo en las próximas películas. El personaje de Doctor Strange no está acá para hacerla de tutor, ya que es un personaje que ayuda a que la historia y los personajes, se desarrollen de mejor manera.

La tía May, Happy (Jon Favreau), Ned (Jacob Batalon) y MJ (Zendaya), cumplen su propósito nuevamente al acompañar a Tom Holland en su viaje como héroe. La tía May le brinda más sabiduría para que pueda enfrentar las peripecias que se acercan, Ned sigue en su papel de mejor amigo para todo momento y MJ se siente más cálida y cercana a Peter, para que juntos puedan resolver cualquier problema que se desate con los supervillanos.

Rhys Ifans, Jamie Foxx y Thomas Haden Church, nos regalan actuaciones similares a sus villanos clásicos, Alfred Molina nos da esos vistazos de brillantez y capacidad siniestra que tiene el Doc Ock, pero el que se lleva toda la evolución de personaje y actuación, es Willem Defoe con el Duende Verde, quien nos da ese sentimiento de amor-odio que siempre hemos tenido, pues juega con la parte en la que es ‘bueno y vulnerable’ y luego se convierte en ese ser poseído, que pierde los estribos y que se vuelve el peor villano del arácnido.

El diseño de los enemigos, no es algo que no hayamos visto antes, pues son muy similares a las versiones originales que vimos en 2002 (Duende Verde), Doc Ock (2004), Sandman (2007), Lagarto (2012) y Electro (2014). El cambio más notable es el de Electro, que inicialmente se muestra con el tono azul de Rise of Electro, pero después da el cambio hacia algo más similar a los cómics y sí, también le sale cabello y no tiene el look de ‘perdedor’, ¿por qué sucede esto? Lo explican en la misma película y hasta le dan el tono burlesco que los mismos fanáticos habían comentado del cambio tan radical.

Los efectos visuales están muy bien ejecutados, cada villano, con su respectivo elemento, lucen muy bien. Los destellos, explosiones y demás, cumplen su función en la gran pantalla.

DESENLACE

A partir de la mitad, rumbo al final de la película y cuando todo es un completo caos en el universo de Peter Parker, es cuando vemos más el cambio de carácter que sufre Tom Holland en el papel. Las peripecias, enfrentamientos y cansancio, orillan al superhéroe a tomar la mejor decisión para enviar a los villanos a sus respectivos universos, pero eso no significa que tendrá que hacerlo de una manera agresiva a pesar de las encrucijadas que le han puesto los mismos, demostrando que aún cuando han sido terribles con él, sigue siendo noble y bondadoso.

En resumen, Spider-Man: Sin Camino a Casa representa la mayor evolución de Tom Holland en el papel de Spider-Man y lo convierte en nuevo Pete, universitario y más maduro. Es todo lo que el fan del hombre araña espera y con un sin fin de emociones; tristeza, alegría, frustración y acción sin límite que te mantendrá al borde del asiento, pero con un cierre que nos recuerda lo que tanto aprendimos de las otras entregas «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».

POST-CRÉDITOS

La pregunta ya clásica en los finales de las películas de Marvel, ¿cuántas escenas post-créditos hay en Spider-Man: Sin Camino a Casa? Son 2 las que podremos encontrar y que vale totalmente la pena ver.

¿Te gustó esta reseña? ¡Déjame tu comentario! Platiquemos de lo que te pareció la película, una vez que la hayas visto.


Título original: Spider-Man: No Way Home
Dirección: Jon Watts
Guion: Chris McKenna, Erik Sommers
Elenco: Tom Holland, Zendaya, Benedict Cumberbatch, Marisa Tomei, Jacob Batalon, Jon Favreau, Alfred Molina, Willem Dafoe, Rhys Ifans, Jamie Foxx y Thomas Haden Church

Deja un comentario