fbpx
27 de septiembre de 2022

Sin tiempo para adaptarse, Steven acaba en una guerra entre dioses. Aparece un socio misterioso.

El segundo episodio de Moon Knight se estrenó esta noche y no podría ser más satisfactorio. Mientras que el primer episodio se apoyaba en un juego de realidades para mantenernos preguntándonos que sucedió, el segundo se centra totalmente en la perspectiva de Steven y a través de sus interacciones con el resto de los personajes, no hacen saber que lo que estamos viendo en pantalla es tan solo las consecuencias de una historia más grande que ya sucedió. 

Una cosa es presentarnos a un súperheroe cuya historia de origen está en el pasado, ya se ha hecho en otras entregas de Marvel y DC, pero lo que tiene de especial Moon Knight es que esa historia es un misterio a resolver. Es un concepto muy interesante que seguramente en los próximos capítulos se seguirá explorando.

BLC0142_102_comp_FRA_v0053.1037_R2-1202x503-a951bdc.jpg

Lamentablemente conocemos muy bien a Marvel, cuando uno de sus productos en un inicio tiene una propuesta diferente al resto del UCM, es de esperarse que mientras avanza más se va adhiriendo a los parámetros de la franquicia. No tendría porque ser algo malo, pero cuando traiciona por completo el desarrollo de sus personajes y hace un lado el estilo que manejaba, entonces sí hay un problema. 

Ojala ese no sea el caso de Moon Knight más adelante, pues de verdad parece que estamos frente a algo nuevo, un estudio de personaje, o mejor dicho personajes, como no se ha hecho en el UCM. Ojalá ese siga siendo el enfoque de la serie aún cuando se convierta en un gran espectáculo en su conclusión. 

HSK-102-02823_R-1200x800-5b2df79.jpg

Deja un comentario