fbpx
3 de diciembre de 2022

Después de que el Planeta Tierra se vuelve inhabitable para la raza humana, la élite gobernante se asienta en el Planeta Kepler 209. Al llegar, no todo es bueno: pronto se dan cuenta que la atmósfera de este planeta vuelve estériles a los nuevos habitantes. Dos generaciones más tarde se pone en marcha el programa Ulises para determinar si la vida puede sobrevivir de nuevo en la Tierra. Se lanza la Misión Ulises II para confirmarlo de cualquier manera. A su entrada al planeta, la cápsula espacial pierde el control cuando golpea la atmósfera y Blake es la única astronauta sobreviviente, quien descubre que no está sola. Comenzará una lucha por la supervivencia y Blake deberá tomar decisiones que determinarán el destino de la humanidad.

Como toda buena película de ciencia ficción, Éxodo: La Última Marea desde sus primeros minutos nos adentra en su propio universo con un texto que nos cuenta el destino de la Tierra después de que los humanos destruyen los recursos. 

A partir de ahí es claro que esta cinta producida por Roland Emmerich, dirigida por Tim Fehlbaum toma en cuenta muchas problemáticas que nos conciernen en la actualidad para crear el mundo en el que se desarrolla. Probablemente su mayor virtud es la forma en que establece su mundo, sus reglas, su contexto, su historia, que además es de aplaudir pues Fehlbaum encuentra como aprovechar sus limitados recursos para que su visión del futuro recaiga en la atmósfera más que los escenarios.

exodo

Incluso cuando recuerda a Mad Max y Waterworld, es lo suficientemente original para funcionar bien por si mismo. Sin embargo, por más que el universo está bien construido y los temas del discurso están establecidos, Fehlbaum no parece estar seguro de como desarrollarlos de manera que pueda atrapar de verdad al público.

El principal problema de Éxodo es que durante gran parte de su duración, la trama carece de conflicto, más bien solo son una serie de situaciones en las que la protagonista, Blake, se enreda y debe resolver, pero que no tienen un claro hilo que seguir y ningún objetivo al que llegar. Con una protagonista que no mueve la trama con sus acciones sino que esta se mueve por conveniencia, la audiencia pierde el interés muy pronto y se pregunta si habrá algo mejor más adelante.

Pues si lo hay. Hasta casi el tercer acto donde parece que Fehlman por fin tomará todo los elementos a su poder para desarrollar la conclusión. Es aquí donde por fin aparece un conflicto sólido que explorar un poco las ideas que al inicio se habían establecido. Lamentablemente eso no es suficiente para hacer que Éxodo: La Última Marea valga la pena del todo, pues es una experiencia difícil de disfrutar.

exodo1

Título original: Tides
Dirección y guión: Tim Fehlbaum
Elenco: Nora Arnezeder, Iain Glen, Sope Dirisu, Joel Basman, Sarah Sofie Boussnina, Mariko Minoguchi y Jo Rogers

Deja un comentario