fbpx
2 de febrero de 2023

Cuenta una versión ficticia de la vida de la escritora Emily Brontë en la que se exploran los hechos que la habrían impulsado a escribir su única novela, Cumbres Borrascosas, como la relación con sus hermanas Anne y Charlotte, su hermano Branwell y un romance secreto con un predicador.

En el 2022 se estrenaron dos supuestas biopics que en realidad eran prácticamente total ficción. La primera es Blonde de Andrew Dominik y la segunda es Emily, el debut como directora de Frances O’Connor que llega a salas de México este fin de semana ¿La gran diferencia entre ellas? Pues en la primera, el director no puede evitar denotar su poco interés en el trabajo de la persona que usa como protagonista de su ficción, Marilyn Monroe, por lo tanto es una película fallida al no reconocerla como persona. En la segunda, Frances O’Connor derrocha su amplio conocimiento, no en la vida, si no en la obra de su protagonista Emily Brontë, en particular de la novela Cumbres Borrascosas. Así que la pregunta que propone O’Connor con la premisa es ¿Qué tal si Emily hubiera pasado por eventos similares a los de su libro para usarlos como su inspiración? ¿Y cómo es que esto funciona para bien?

day-1-1591.jpg

Honestamente es una idea que en palabras puede que raye en lo ridículo y por eso mismo es hasta valiente que O’Connor se haya atrevido a tergiversar tanto lo que se conoce de la vida de Brontë para lograr su objetivo, el de demostrar como la vida tiene un gran impacto sobre el trabajo de un artista. Curiosamente no lo hace contando la vida real, pero si lo que podría ser una verdad emocional de Brontë y como esta la empujó a escribir Cumbres Borrascosas

Entonces en Emily no vemos paso a paso la vida de la escritora, O’Connor nos lanza a un fragmento de su vida que no está delimitado por ningún contexto específico, bien podría estar sucediendo en cualquier punto de su vida entre la adolescencia y la adultez. Al situarnos en esta especie de limbo, la directora nos hace saber que este es creado a partir del estado mental de Emily, de la opresión que siente por no encajar entre su familia, de que su padre no la aprecie como ella quisiera, pero también crea lugares en donde Emily se siente libre y segura, alejada de todo lo que le preocupa.

1.56.1_1.56.1

Esto nos lleva a que O’Connor nos cuente esta historia ficticia con elementos de literatura gótica que podemos ver en lo sombrío y claustrofóbico de su ambientación y en el actuar tan apasionado y moralmente gris de los personajes. También hay rasgos de romanticismo en los ideales que la cineasta adhiere en la personalidad de Brontë, finalmente las características de estas corrientes están presentes en su obra. Cualquiera que esté familiarizado con Cumbres Borrascosas rápidamente se dará cuenta de los paralelos que hay entre esa historia y lo que estamos viendo en Emily, como si fueran reflejos una de otra.

Así que no, no son hechos reales, Emily Brontë probablemente no tuvo un candente y secreto romance, tal vez su relación con sus hermanas, su hermano y su padre no fue tan complicada, seguramente tampoco hubo traiciones que llenaron de desdicha a la familia. Sin embargo sí escribió de temas similares y por eso lo que nos muestra O’Connor en Emily sí nos da una buena impresión de quien pudo haber sido Emily Brontë, como mujer, como hermana, como artista. Lo mismo se siente con la actuación de Emma Mackey, que si bien parte de lo que dicta la historia de la película, al final se siente como una interpretación leal de Brontë.

Si bien es cuestionable contar historias ficticias de gente real, a mi me parece bastante valiente que una persona como Frances O’Connor con toda la información a la mano y aún con toda su admiración a Brontë y su obra, decidió hacer de Emily una gran mentira que nos hace sentir algo real. No será fiel a la historia, pero al menos es respetuosa. Y por lo tanto es un producto mucho más interesante que cualquier biopic genérico que cualquier otro cineasta pudo haber hecho.

day-1-2915.jpg

Dirección y guión: Frances O’Connor
Elenco: Emma Mackey, Alexandra Dowling, Amelia Gething, Fionn Whitehead, Oliver Jackson-Cohen, Gemma Jones y Adrian Dunbar

Deja un comentario