adplus-dvertising
1 de diciembre de 2021

De robar DVDs a detener la tercera guerra mundial. Esa es la radical transformación que ha sufrido la saga de Rápidos y Furiosos a lo largo de 20 años y que si a mi me lo preguntan, es una muestra de lo que el cine puede hacer como arte. A algún purista le dolerá esa declaración, pero esa es discusión para otro día. Lo de hoy es que en honor al 20 aniversario de Rápido y Furioso y por el estreno de Rápidos y Furiosos 9, ordenaremos de peor a mejor todas las entregas de esta saga:

9- Rápidos y Furiosos ( Fast & Furious)

Dir. Justin Lin, 2009

La cuarta entrega fue la que comenzó la transformación de la saga, tiene el regreso de Vin Diesel y aún así, es por mucho la menos emocionante y divertida. Para los estándares de la saga, realmente no es tan mala, diría que más bien mediocre por lo contenida que es, quiere ser un poco más seria al regresar al género policíaco y quiere tener acción exagerada y ridícula, sin embargo no es suficiente para que sea disfrutable. Todo esto además de que traiciona gravemente al personaje de Brian y eso no lo puedo perdonar. 

fast-furious-2009.jpg

8- Más Rápido, Más Furioso (2 Fast, 2 Furious)

Dir. John Singleton, 2003

Ok, entre esta y la cuarta hay una gran distancia. La segundo entrega de la saga es buena, sin embargo se ve opacada entre la película que le precede y la que le sigue aunque esto no le quita sus propios méritos. Una digna continuación a la historia que desarrolla un poco más a Brian y deja que Paul Walker le de un poco más de carisma, además de que nos introduce al personaje más divertido de todos, Roman, interpretado por el genial Tyrese Gibson. La química entre estos dos carga la película, que si bien no es de las mejores, tiene algunos momentos bastante memorables. Lo que sí tiene es el título más gracioso, puntos extra por eso.

2fast2furious

7- Rápido y Furioso (The Fast and the Furious) 

Dir. Rob Cohen, 2001

Dije que la primera es mejor que la segunda, pero no dije que por mucho. La película que comenzó con todo está cumpliendo años y honestamente, se sostiene bastante bien. De lo que me di cuenta al verla es que desde esta se nota el por qué de la transformación de la saga, pues toda la historia de la policía, el misterio, esas cosas son bastante clichés y aburridas. Por lo que resaltó Rápido y Furioso, fue por sus pocas, pero bastante arriesgadas secuencia de acción, que fueron realizadas de forma práctica, siguen siendo muy impresionantes y lo seguirán siendo. Además aquí fue donde conocimos a la familia, así que tiene un lugar especial en mi corazón por supuesto.

Fast_And_Furious

6-Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw (Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw)

Dir.David Leitch, 2019

Hobbs & Shaw es el primer spin off de Rápidos y Furiosos con el que se comienza la expansión del universo y siendo esa su función tiene que ser una película muy diferente, sin embargo es tan diferente que le hace falta un poco de los elementos básicos de la franquicia: Autos y efectos prácticos. Si no fuera porque Dwayne Johnson y Jason Statham interpretan a estos personajes que ya conocemos, bien podría ser una película de acción original, una en la que la falta de autos y el abuso del CGI no sean relevantes. Esto ya suena a una opinión negativa, pero no es así, Hobbs & Shaw tiene muy buenas secuencias de acción que caen en lo híper ridículo, sin hacer tan a un lado el desarrollo de los personajes, pues más que nada se sostiene por la dinámica de Johnson y Statham. Por supuesto que me encantaría ver otra película de estos dos, una que si sienta dentro de las reglas de la franquicia, pues si esta lo hiciera, estaría algunos lugares arriba. 

hobbs-shaw.jpg

5- Rápido y Furioso: Reto Tokyo (The Fast and The Furious: Tokyo Drift)

Dir. Justin Lin, 2006

Si Justin Lin no hubiera llegado a dirigir Reto Tokyo, todo lo que vimos después nunca habría existido. Pero no es solo el hecho de que se haya estrenado, no, lo que verdaderamente importó en ese entonces, es que era una película por mucho superior a las dos entregas anteriores, incluso cuando la historia se distancia totalmente, nuevos personajes y hasta en otro país. Reto Tokyo tiene hasta una historia más concisa que el resto, un mejor desarrollo de personaje y la acción es excelente, claramente Justin Lin era el director que mejor entendía lo que esta franquicia necesitaba y lo explotó en las siguientes entregas. Que luego resultaron ser sus precuelas, pero ya llegaremos a eso.

a-todo-gas-3-tokyo-race-2006-1554230499

4- Rápidos y Furiosos 6 (Fast & Furious 6)

Dir. Justin Lin, 2013

De hecho, ya llegamos ahí. En Reto Tokyo todos nos enamoramos de Han ¿por qué? No lo sé, cada vez que está en pantalla la película es mejor. Lin y su equipo estaban conscientes de esto, así que trajeron de vuelta al personaje para que tuviera un arco de la cuarta a esta sexta entrega, para darle una razón al por qué está en Tokyo. Convirtiendo a todas estas películas en precuelas de la tercera y lo curioso es que funciona bastante bien, a pesar de que la diferencia de tecnología es muy notable. Fuera de eso, Rápidos y Furiosos 6 también fue otro punto de cambio para la saga, pues es aquí cuando la familia se transforma en agentes extraoficiales del gobierno, lo que da paso a una película de pura locura y ridiculez maravillosa. Esta fue la salida de Lin de la silla del director y la verdad es que se fue con la frente en alto.
Puntos extra por el meme de Tuve fe.

rápidosyfuriosos

3- Rápidos y Furiosos 8 (The Fate of the Furious)

Dir. F. Gary Gray, 2017

Yo sé que siendo la sucesora de la séptima entrega, muchos consideran que ni siquiera debería de existir. No estoy de acuerdo para nada, si bien es claro que la ausencia de Paul Walker es notable, la película se sostiene porque aún tiene a un gran gran equipo detrás y frente a la cámara que pone gran empeño en ella. Absurda con todas las ganas, emocionante, divertida ¿necesaria? Ninguna lo es, así que no es un argumento, esta octava entrega es una muestra de que la saga aún puede seguir y todavía tiene formas de sorprendernos. Puntos extra por el mejor nombre de la saga, lástima que en español no se haya traducido como El Destino de los Furiosos.

Fast_Furious_8

2- Rápidos y Furiosos: 5in Control (Fast Five)

Dir. Justin Lin, 2011

Esta es la entrega con la que por fin me enamoré de la franquicia. La premisa es tan desquiciada que abrió paso para hacer algunas de las mejores secuencias de acción de toda la saga. Desde el robo al tren al inicio, la pelea de Dwayne Johnson y Vin Diesel, hasta el robo de la caja fuerte, que es sin duda uno de los stunts más impresionantes de la historia del cine, sí, de la historia del cine, pues casi todo lo que se ve en esa secuencia es real. Dejando de un lado lo hermosa que es la acción, creo que aquí fue la primera en la que sentí el concepto de ‘familia’ como algo real, se nota que Vin Diesel, Paul Walker y el resto del elenco de verdad disfrutan de hacer estas películas juntos y eso tiene un gran impacto en el resto. 
El título en español es ridículo, pero sería aún más y mejor si fuera 5ntrol.

Fast 5.jpg

1- Rápidos y Furiosos 7 (Furious Seven)

Dir. James Wan, 2015

Tengo que ser honesto, entre esta y la cinco era una decisión difícil. Ambas tienen un nivel de acción a la par, son extremas, arriesgadas, pura locura, las tramas también rayan en lo tonto que es de donde sale su verdadero encanto. Sin embargo, la séptima entrega tiene algo que ninguna otra tiene al mismo nivel, la carga emocional. Esta fue la película que durante su producción, Paul Walker falleció en un accidente de auto (no relacionado al rodaje) y tuvo un gran impacto en su realización, pues se tuvo que traer a sus hermanos y experimentar con nueva tecnología para reemplazar las escenas que le faltaban por rodar. Por la parte técnica es un logro que hay que señalar pues pocas veces es notable cuando Walker no estaba realmente presente. 

La película tiene como uno de sus temas centrales el desarrollo de Brian y su deseo por tener una vida ‘común’, el hecho de haber perdido a Walker solo hace que esta subtrama tenga un peso sentimental mayor. Llevándonos hasta la última secuencia que bien parece un sueño, una despedida que en la vida real no sucedió y que el cine permite tener, rebasando la barrera entre la ficción y la realidad. Es innegable su poder, por eso se queda con el primer lugar. 

furiousseven.jpg

¿Qué te parece? ¿De acuerdo o no? ¿Preferías cuando estás películas eran de carreras callejeras? 

 

 

 

Deja un comentario