fbpx
29 de noviembre de 2022

Uno de los temas que mayor controversia han generado durante años dentro de la industria de los videojuegos, es la conocida crunch culture, en la cual, diferentes equipos se ven expuestos a duras y no tan favorables condiciones de trabajo; sin embargo, con el paso del tiempo, algunos estudios han hecho el esfuerzo por cambiar esta situación.

En una entrevista, Matt Booty de Xbox Game Studios, ha mencionado que Bethesda ya no forma parte de esta cultura, todo esto tras ser cuestionado respecto a las condiciones en las que se desarrolló el controversial Fallout 76.

Booty afirmó en esta entrevista que la crunch culture era «simplemente parte de la industria», y añadió:

«No lo digo para justificarlo, sólo digo que era parte de la cultura de la industria. Al principio de mi carrera dormía literalmente debajo de mi mesa. Y lo veíamos como una insignia de honor».

Sin embargo, también afirmó que esos días habían desaparecido con Xbox, declarando:

«Sé, por lo que he hablado con los dirigentes de Bethesda, que no tenemos una situación en la que la gente esté en esta cultura y tengamos este ambiente de acoso… Estoy seguro de ello».

Booty añadió que, aunque exista la posibilidad de que se produjera un crunch sin que él lo supiera, se le ha pedido a los empleados seguir los procesos internos de Xbox, incluida la posibilidad de hacer comentarios anónimos, para garantizar la resolución de cualquier problema.

Actualmente Bethesda está trabajando en Starfield y Redfall, cuyos lanzamientos fueron postergados y ahora se lanzarán en 2023.

Fuente: VGC

Deja un comentario