fbpx
29 de noviembre de 2022

Kamala viaja por el mundo para resolver el misterio del brazalete y de la historia de su familia.

El nuevo episodio de Ms. Marvel nos sigue demostrando como esta serie es la mejor que ha tratado la representación de la cultura de su personaje. Con un cambio de escenario, pasando de Nueva Jersey a Pakistán, la serie consigue adentrarse en las raíces de sus personajes que a su vez se convierten en la raíces de la historia.

Cada vez que Kamala descubre algo sobre el origen de sus poderes, también se encuentra con una revelación sobre el pasado de su familia o de su país. Es fascinante ver como estas historias van de la mano y por la forma en la que terminó este episodio, parece que en su conclusión veremos como se formó esta conexión.

Sin embargo llegando a este antepenúltimo episodio, ya no es suficiente que Ms. Marvel tenga un buen enfoque en el arco de Kamala y su contexto, ya que a lo largo de los últimos episodios ha perdido uno de sus elementos que más encantaron a la audiencia: Su estilo.

DRD1270_104_comp_v053.1107.jpg

Y es que su estilo funcionaba por muchas razones, para empezar le distinguía gravemente de otros productos de Marvel que visualmente suelen ser planos, Ms. Marvel en cambio tenía genuina personalidad. Pero más allá de una cuestión estética, el estilo de Ms. Marvel también le daba mucha energía, la historia se movía con fluidez gracias a la experimentación con la edición y la fotografía en constante movimiento.

Pero esas técnicas que hicieron dinámicos a los primeros dos episodios, se han perdido gradualmente y para el cuarto ya casi ni están presentes. Esto nos deja con un episodio con mucho que contar, mucho que mostrar, sin embargo lo hace de forma regular sin nada especial.

Las virtudes de Ms. Marvel siguen presentes, la historia al rededor de la cultura pakistaní y musulmana, la interpretación de Iman Vellani, el desarrollo de los personajes, todo eso sigue presente. El problema es que como es usual con Marvel, parece que Ms.Marvel irá perdiendo la chispa, ojalá que no y los últimos dos episodios retomen la energía de los primeros.

MS. MARVEL

Deja un comentario