fbpx
1 de diciembre de 2022

Mientras Alicent pide ayuda a Cole y Aemond para localizar a Aegon, Otto reúne a las grandes casas de Westeros para que afirmen su lealtad.

Penúltimo episodio de la primera temporada de House of the Dragon y entre muchas cosas que le preocupaban a los fans de llegar a este episodio era preguntarse si seguiría con la tradición de ser el más impactante de todos, en especial con una muerte inesperada.

Pues dependiendo de las expectativas de cada quien, este episodio si tiene un explosivo final, pero con un impacto dudoso. Ya llegaremos a eso, primero hay que decir que este episodio se centra únicamente en los Green, como se le llama al bando de los Hightower, y nos muestra como se ponen en marcha sus planes para usurpar el trono.

houseofthedragon_ep9 (2)

Pero estos planes no son bien vistos por todos los miembros de este bando, creando tensiones dentro del mismo. Por un lado está Otto, quien no piensa tomar el trono de forma pacífica y hará lo que sea necesario con tal de poner a su nieto Aegon en el trono. Sin embargo Alicent no busca crear conflicto con Rhaenyra después de que habían llegado a un acuerdo. El conflicto entre los miembros de esta familia refleja muy bien la hipocresía de esta gente que pregona sobre los valores y el bien común.

La trama de este episodio se desarrolla muy bien en general, pero hay algunos momentos que limitan la grandeza de esta historia y es que parece que con tal de seguir con esa línea de tener un impactante noveno episodio tomaron un par de decisiones efectistas que carecen de suficiente lógica para sostener una razón de ser dentro de la trama.

Estas escenas no aportan nada profundo a la trama e incluso llegan a crear huecos dentro de la trama general. Así que sí fue un episodio sorprendente, sin embargo fue algo forzado. Más allá de esto, mantengo que fue muy buen episodio que pone las piezas suficientes para un final poderoso para esta primera temporada de House of the Dragon.

houseofthedragon_ep9 (1)

Deja un comentario