fbpx
30 de septiembre de 2022

Luego de que Rhaenyra interrumpe su recorrido por Westeros, Daemon le presenta a la princesa la calle de la Seda después del anochecer.

House of the Dragon se está superando con cada capítulo que se estrena, sin embargo eso es un poco reduccionista para hablar de lo que se ha logrado con este nuevo episodio, pues no solo no habíamos visto algo así en esta serie, tampoco lo habíamos visto antes en Game of Thrones. Es algo totalmente nuevo.

Y a simple vista para muchos quizá no lo parezca, solo es un episodio más sobre intriga política, pero es que el cuarto episodio de House of the Dragon se dedica a hacer una exploración sobre la relación de el placer, la sexualidad y el poder dentro de este universo. Pero en específico nos muestra la perspectiva de Rhaenyra sobre el tema y como tiene su despertar en esta etapa de la vida gracias a Daemon…su tío. Como ya sabemos, los Targaryen tienen costumbres peculiares para el resto.

houseofthedragon_ep4_1

La forma en la que se trataron las escenas de sexo fue muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados en estas series, para nada es una coincidencia que haya sido dirigido por una mujer, Clare Kilner, pues están hechas con cierta sensibilidad y enfocadas en el sentimiento, no en lo físico. Su trabajo en general con este episodio es excepcional, pues se revelan facetas que no conocíamos de algunos de estos personajes, toman decisiones que no sabíamos que eran capaces de hacer y así la trama cambia de rumbo radicalmente, todo esto solo por un poco de sexo.

Un capítulo excepcional de House of the Dragon que deja bien claro como la perspectiva masculina había afectado tanto a este universo. Ojalá que a futuro sigamos teniendo más episodios como este, incluso si toma bastante tiempo, pues se ve difícil que el siguiente logre superarlo.

houseofthedragon_ep4_2

Deja un comentario