fbpx

Con Marc al mando y Harrow aventajándolos, Marc y Layla recorren El Cairo en busca de información.

Hemos llegado a la mitad de y ya hemos hablado de lo diferente que se siente esta serie al resto de los productos de Marvel y la preocupación de que en algún punto tendrá que seguir los paradigmas de la franquicia. Sin embargo el tercer episodio nos da señales de que Moon Knight sigue siendo una serie especial ya que cada uno de sus capítulos tiene una narrativa distinta al anterior y a la vez se mantiene fiel a su espíritu.

Anteriormente estuvimos atrapados en el punto de vista de Steven Grant, un personaje pasivo con muy pocas habilidades físicas, el cual no tiene consciencia de la magnitud de los eventos que le suceden. Ahora casi todo el tiempo estuvimos acompañando a Marc Spector, por primera vez lo vemos en acción, pero eso no significa que Marc sea un personaje que nos permita adentrarnos del todo a lo que está sucediendo.

HSK-102-06931_R-1200x800-5b2df79.jpg

Mientras que Steven era simplemente ignorante, Marc voluntariamente nos priva de conocer ciertos aspectos de su historia, que lo motiva y que es lo que le preocupa, todo eso es un misterio aún. Esto resulta fascinante pues se sigue notando que el principal propósito de la serie está en desarrollar a estos personajes tan distintos que viven dentro de un mismo cuerpo y Oscar Isaac los está interpretando de manera que con tan solo sus expresiones entendamos como estas son diferentes personas.

De quien no hemos hablado mucho es de Ethan Hawke como Arthur Harrow, pero con cada capítulo se va presentando como una amenaza más fuerte, incluso solo ocupando su presencia. Hawke es quizá de los mejores actores aprovechados por Marvel para hacer un villano.

Esta ha sido una muy buena primera parte para Moon Knight, ya veremos que tanto se mantiene o mejora en camino a su conclusión.

MOON KNIGHT

Deja un comentario