adplus-dvertising
3 de diciembre de 2021

Esta reseña podría contener información que algunos considerarían spoilers, leer bajo precaución:

En el tercer episodio de Falcon y el Soldado del Invierno tuvimos el regreso de dos personajes que no habían aparecido desde Capitán América: Civil War, Sharon Carter y Barón Zemo, interpretados por Emily VanCamp y Daniel Brühl. Sharon tiene una aparición un tanto corta en el episodio, pero que se volverá de suma relevancia en próximos episodios, el personaje se siente muy diferente a como la vimos por última vez y se hace una pequeña exploración de su transformación. Emily VanCamp hace muy buen trabajo en darle una reinvención al personaje.

En cuanto a Zemo, era de esperarse que el personaje no permaneciera encerrado, lo que no era de esperarse es que sucediera tan rápido y mucho menos que se volviera un compañero de aventuras de Sam y Bucky. Esto nos permite ver a Zemo de una forma que nunca antes habíamos visto, su forma de trabajo e incluso estando en acción. Brühl interpreta al personaje con maestría, cómodo en su piel y gustoso de explorar sus nuevas facetas. Lo que no es tan sorprendente, pero si muy agradable, es que Brühl, aún interpretando a un villano, tiene una gran química con Anthony Mackie y Sebastian Stan, 

Ya estamos a la mitad de Falcon y el Soldado del Invierno, hasta ahora parece que la serie tiene muy buenas cosas que ofrecer, exploración profunda de sus personajes  y temas políticos y sociales, mientras nos entrega excelentes secuencias de acción. Sin embargo en general no se siente concreta, quizá el problema reside en que es notable que fue escrita como una película extensa, así que los capítulos en realidad no tienen un principio y final como tal, es una historia continua, que al verse pedazo a pedazo por semana, le resta energía.

falcon_soldadodelinvierno1.jpg

Deja un comentario