fbpx
29 de noviembre de 2022

Casi 5,000 años después de obtener los poderes supremos de los antiguos dioses –y de ser encarcelado igual de rápido–, Black Adam se libera de su tumba terrenal, listo para desatar su peculiar forma de justicia en el mundo moderno.

Durante muchos años, Dwayne Johnson tenía un solo proyecto en mente al que le dedicaba todo su empeño para que saliera adelante, Black Adam, y después de quince años de estar en el abismo de producción, por fin la cinta que ahora forma parte del DCEU ha llegado a cines. Su promesa era que Black Adam, como personaje y película vendrían a cambiar la jerarquía del universo de DC, bueno creo que lo han logrado, pues Black Adam es contendiente para ser la peor película de este universo.

rev-1-BAD-CCT-034r_High_Res_JPEG

Ojalá que el esfuerzo que Johnson pone en sacar adelante sus películas y promocionarlas se viera reflejado con lo que se ve en pantalla, pues Black Adam parece una película que se quedo a medias en todos los aspectos de la producción. Empezando por un guión que parece más bien una escaleta, carente de coherencia, con conflictos de tono, sin personajes bien construidos, siendo este el peor de sus problemas ya que el propio Black Adam es un personaje poco interesante con el que cuesta empatizar, pero bueno, de alguna manera él es meramente una presencia y por lo tanto el peso cae en los personajes que le rodean.

Lamentablemente estos son aún peores, los miembros de la Justice Society son poco carismáticos y útiles, tanto que algunos de ellos son poco esenciales para la trama y si no estuvieran no haría nada de daño. Obviamente solo aparecen para recordarnos que esto es un ‘universo’ y hay más personajes que pueden convivir, ojalá que tuvieran una buena razón para hacerlo. Sobre el resto de los personajes no se puede decir mucho, su existencia es para empujar la trama, pero estos no tienen ni un gramo de personalidad y son más bien molestos. Mejor no hablar del villano porque este es fácilmente el peor de todos en el cine de superhéroes que de por sí no se caracteriza por tener muchos grandes villanos.

rev-1-BAD-27368rv2_High_Res_JPEG

Y tal vez todo esto no importa cuando una película tiene un buen espectáculo y Black Adam apenas y da tiempo para respirar cuando va de una secuencia de acción a otra. Eso estaría muy bien si no fuera porque parece que todas secuencias parten de copiar a otras películas, pero con una ejecución pobre. De nuevo, parece que se quedaron a mitad del trabajo, en la fotografía, en las coreografías y ya ni se diga de los efectos especiales que llegan a ser risibles.

Parece que Dwayne Johnson está verdaderamente preocupado por satisfacer a los fans, pero no le importa realmente si sus decisiones son apropiadas o no para la calidad de la película. Su necedad de ser el héroe le impide entrar en rasgos más oscuros del personaje, terminando por convertir su historia en un relato moralista y peor aún, contradecir el discurso anti-imperialista que propuso al inicio.

Black Adam es, para sorpresa de nadie, una película muy complaciente, segura y pésimamente ejecutada. ¿Entretenida? Dependerá de que tan buen humor esté cada persona. ¿La peor película de DCEU? Bueno, también quedará a discreción de cada quien, pero incluso en un universo que ha sido tan inconsistente hay mejores ejemplares.

rev-1-BAD-CCT-022rc_High_Res_JPEG

Dirección: Jaume Collet-Serra
Guión: Adam Sztykiel, Rory Haines y Sohrab Noshirvani
Elenco: Dwayne Johnson, Aldis Hodge, Noah Centineo, Sarah Shahi, Marwan Kenzari, Quintessa Swindell, Mo Amer, Bodhi Sabongui, Pierce Brosnan y Viola Davis

Deja un comentario