Un intenso viaje underground al México de los 80’s.

Carlos (Xabiani Ponce de León) y Gera (José Antonio Toledano) son dos adolescentes que pasan los días entre cigarros, música, peleas y revistas para caballeros. Su mundo da un giro de 180° cuando Rita (Ximena Romo) los lleva a un club de música punk donde conocerán a Nico (Mauro Sánchez Navarro) y su grupo de artistas radicales. Así, rodeados de arte, sexo, drogas y luces neón, ambos jóvenes descubrirán quiénes son en realidad.

Hari Sama (Sin ton ni Sonia, El sueño de Lu) es el director de esta cinta, en la cual expone de manera sincera y sin etiquetas, parte de sus vivencias y experiencias personales. Esto queda latente en la historia, puesto que nunca de trata ningún tema de manera moralista o con la intención de señalar. Al contrario, somos testigos de la evolución y descubrimiento de los protagonistas, especialmente de Carlos.

Es él quien tiene el reflector encima. Pero nunca sentimos que la cámara lo juzgue, solo somos testigos de su búsqueda de identidad y de su lugar en el mundo. Por igual, cada personaje aporta un ángulo diferente del mismo panorama. Esto ayuda a que logremos identificarnos con cada de uno de ellos en diferentes momentos, lo que logra una conexión mayor con la historia, pues todos hemos vivido este tipo de transiciones y autodescubrimiento.

La sensación de intimidad se ve reforzada por la cámara paciente de Alfredo Altamirano, que apoyada en encuadres cerrados y muy cercanos a los actores, permite sentir sus emociones y hasta pensamientos. Pero esto no sería posible sin la exacta dirección de Sama y las poderosas actuaciones de todo el ensamble, que en cada escena logran dar lo mejor de sí mismos.

Sama logra retratar un momento en la historia de México, pues todo se encuentra permeado por el Mundial de Fútbol de 1986. Pero al mismo tiempo, es capaz de reflejar paralelismos con la sociedad actual. Al mismo tiempo, podríamos decir que es incluso una representación de la contracultura artística y de la juventud creativa y deseosa de expresarse ante el mundo. Todos, temas relevantes en tiempos actuales.

Si algo tiene en contra la cinta, es que pasada la mitad pierde un poco el ritmo y llega a sentirse un tanto pesada. Afrotunadamente, lo recupera y llega a una conclusión lógica, pero evadiendo clichés a los que pudo haber sido muy sencillo entrar.

Finalmente, la verdadera grandeza de Esto no es Berlín, es la facilidad con la que logra un relato universal y atemporal lleno de vida y libertad, convirtiéndose en un espejo de todos aquellos que hemos sido jóvenes buscando entendernos, sentirnos aceptados, todo mientras queremos comernos el mundo.

Título original: Esto no es Berlín
Dirección: Hari Sama
Guion: Hari Sama, Max Zunino & Rodrigo Ordóñez
Elenco: Xabiani Ponce de León, José Antonio Toledano, Ximena Romo, Hari Sama, Mauro Sánchez Navarro, Klaudia Garcia, Marina de Tavira, Lumi Cavazos & Juan Carlos Remolina

Anuncios

Deja un comentario