Una anécdota que nos muestra la estremecedora radiografía de la industria cinematográfica, una infancia robada y la idea ficticia del glamour, matizada por la tristeza de Judy.

Sin dinero, sin casa y con una ya muy desgastada fama, Judy toma la decisión de ir a Londres, para presentarse en un pequeño escenario, que le promete ser el escaparate para recuperarse de la deplorable situación en la que vive.

Judy nos retrata los últimos meses de vida de la actriz Judy Garland, conocida por interpretar a Dorothy en la aclamada cinta El Mago de Oz. En el filme Renée Zellweger, recientemente galardonada por su interpretación, nos presenta a una diva destrozada, que por pequeños momentos nos presenta una felicidad que se ve constantemente opacada por los excesos, la promesa de fama, la falsa ilusión de cariño y la constante búsqueda de la aprobación.

Es a través de los flashbacks que Judy revive de forma lastimosa los abusos a los que fue sometida durante los inicios de su carrera y sobre todo, durante la participación en el clásico de Hollywood. De forma muy sutil, también nos hacen notar cómo fue que comenzó con sus trastornos alimenticios, sus problemas de autoestima y su adicción a las anfetaminas y barbitúricos.

La película tiene un ritmo constante, se desenvuelve conforme a las situaciones que Judy va viviendo, desde su espectacular entrada al escenario, el conmovedor momento que comparte con un par de admiradores, hasta el momento en el que el exceso de alcohol la hace ser errática en el escenario o el gran cierre de la cinta, que nos permite estremecernos al punto de la empatía con la protagonista.

El director, Rupert Goold, cuenta con una amplia experiencia en teatro, lo que le permitió explotar de forma importante la desgarradora y excelente interpretación de Zellweger, que nos deja impactados durante los minutos que la vemos en pantalla.

Sin duda, Judy nos hace retomar nuevamente esta constante y controversial queja hacia los grandes del espectáculo, que nos venden la imagen pública de sus estrellas, pero que al adentrarnos un poco más en sus vidas, podemos darnos cuenta de que muchas veces, es este camino y proceso el que destruye la vida de los artistas.

Título original: Judy
Dirección: Rupert Goold (basado en la obra de Peter Quilter)
Guion: Tom Edge
Elenco: Renée Zellweger, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Jessie Buckley, Bella Ramsey, John Dagleish, Gemma Leah Devereux, Gaia Weiss, Andy Nyman, Fenella Woolgar, Phil Dunster, Julian Ferro, Royce Pierreson, Lucy Russell, Philippe Spall & Kate Margo

Latest posts by Edsel Ceja (see all)

Anuncios

Deja un comentario