Una crónica del Hollywood de ayer y hoy.

En el Hollywood de 1969, Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) ve como su carrera comienza a decaer luego de ser una gran estrella de series televisivas de vaqueros. Acompañado por su doble y mejor amigo, Cliff Booth (Brad Pitt), deberá buscar resurgir mientras es testigo del ascenso al estrellato de otros, como Sharon Tate (Margot Robbie). Sin embargo, un extraño y oscuro ambiente rodea a la meca del cine.

La premisa de la novena cinta de Quentin Tarantino es sencilla y el viaje es lo que deberemos disfrutar. Contrario a sus anteriores trabajos, esta vez no veremos un montaje acelerado, violencia extrema y estilizada o sucesos que compliquen más la trama. Este es un viaje calmado e introspectivo hacia la forma de hacer cine, o mejor dicho, conocer cómo se hacía el cine.

Nuestra atención se centrará en nuestros dos protagonistas masculinos, DiCaprio y Pitt, quienes recorrerán un viaje personal cada uno de manera individual, a pesar de verlos recorrer las calles de Hollywood en un auto y con un gran soundtrack la mayor parte del metraje. El desarrollo de estos personajes es en un guion pausado, lo que puede resultar en sentir que quizás en la historia no está sucediendo nada. A su vez, la encarnación de Robbie como Sharon Tate está ahí para mostrar un poco de la magia que rodeaba a las estrellas del cine en la época. El encanto y el misticismo de ese mundo, contrario a lo que sucede con el personaje de DiCaprio. Es así como Tarantino nos muestra las dos caras de Hollywood, teniendo a dos testigos de su bondad y su maldad. Por su parte, la presencia de Charles Manson servirá como el catalizador del final, ya que sus apariciones son contadas aunque funcionan como un elemento que sumará realmente para cerrar el viaje.

Aquí, más que contar una historia, el director nos lleva en una crónica de un par de días en la vida de sus personajes y el mundo que les tocó vivir. Más que centrarse en el relato, busca plasmar las vivencias de estos seres humanos que deben luchar por seguir siendo relevantes o disfrutar de su escalada. Los tres protagonistas son importantes, pero es sin duda DiCaprio quien lleva más peso, tanto en su historia como su actuación.

Sin embargo, el encanto de Pitt como el doble de riesgo es innegable y muchas veces se roba la cámara con solo sonreír o unas cuantas palabras. Conocemos poco de su personaje pero es ese enigmático trasfondo lo que nos hace interesarnos en acompañarlo. Robbie por su parte, tiene pocas intervenciones, pero estas contrastan con la historia de estos dos hombres para terminar de redondear lo que Tarantino quiere mostrarnos.

Había una vez… en Hollywood es un viaje calmado de tres historias paralelas que terminarán convergiendo para mostrar una vez más el amor de Quentin Tarantino hacia el cine, hacia lo bueno y lo malo de este intrincado mundo, pero sobre todo para entregarnos una carta de amor hacia la industria.

Título original: Once Upon a Time… in Hollywood
Dirección: Quentin Tarantino
Guion: Quentin Tarantino
Elenco: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Margaret Qualley, Al Pacino, Kurt Russell, Bruce Dern, Timothy Olyphant, Dakota Fanning, Damian Lewis, Luke Perry, Lorenza Izzo, Michael Madsen, Zoe Bell, Clifton Collins Jr., Scoot McNairy, Damon Herriman, Nicholas Hammond, Keith Jefferson, Spencer Garrett, Mike Moh, Clu Gulager, Martin Kove, James Remar, Lena Dunham, Austin Butler, Leslie Bega, Maya Hawke, Brenda Vaccaro, Penelope Kapudija, Rumer Willis, Dreama Walker, Madisen Beaty, Sydney Sweeney, Costa Ronin, Rafal Zawierucha, Julia Butters

Últimas entradas de Byron Angeles (ver todo)
Anuncios

Deja un comentario