Una cinta con todo el sello de Martin Scorsese, que no llega a la grandeza de otras de sus obras.

Frank Sheeran (Robert De Niro) es un camionero que además, gana dinero extra como estafador y sicario. Esta es la crónica de varios de sus años dentro de la mafia de EUA en la que compartió amistad y poder con algunos de los hombres más poderosos de la familia criminal, mientras se veía involucrado en grandes sucesos, incluida la desaparición del famoso sindicalista Jimmy Hoffa (Al Pacino).

Basada en el libro que recopila las memorias del verdadero Sheeran, I Heard You Paint Houses escrito por Charles Brandt, la más reciente cinta del legendario director de cine busca impactar y mantenernos cautivos con una historia de esas que a Scorsese le salen tan bien. Pero lamentablemente, esta carece del poderío en historia y narrativa que otras tantas de sus cintas sí tienen. No por ello es una mala película, al contrario. Lo que sucede aquí es que el viaje se siente cansado y la fórmula se nota un tanto gastada.

No podemos negar el talento de Scorsese tras la cámara, su trabajo es de lo mejor en la industria. Pero lo que sucede con El irlandés es que su historia no resulta tan indeleble como, por ejemplo, lo contado en Buenos Muchachos. Ambas retratan el mundo de la mafia, pero de lo que carece la más reciente es de carisma y empatía hacia sus personajes y los sucesos que los llevarán a algunos de los peores momentos de sus vidas. Incluso la intriga y el suspenso en Los infiltrados, que es una obra menor en la filmografía de este cineasta, logran mantenernos más pendientes de lo que acontece en pantalla. El viaje de Sheeran no muestra el deterioro del personaje, su caída y redención, llegándose a sentir anticlimático.

El trabajo de los veteranos actores que integran el elenco es de primer nivel. De Niro, Pacino y Pesci entregan su talento como siempre. La historia retrata a sus personajes a través de muchos años, por lo que el director decidió utilizar una novedosa técnica de rejuvenecimiento con efectos especiales, en lugar de contratar a actores más jóvenes para las épocas previas o esconder a los actores bajo capas de maquillaje. Sí, la tecnología sin duda es muy útil, pero hablando con sinceridad es que no luce del todo convincente, es muy notorio y hasta caricaturesco por momentos, sobre todo con De Niro. Y a esto añadimos que el ver a actores con caras jóvenes y movimientos un tanto acartonados, en muchos momentos nos hace perder la atención.

Quien realmente destaca en el elenco es Joe Pesci, entregando una gran interpretación, demostrando que el talento no está peleado con los años. Afortunadamente, aceptó la propuesta de Scorsese para escapar por un momento de su retiro e interpretar a un mafioso totalmente opuesto a lo que estábamos acostumbrados a ver de él. Este es tranquilo, calculador, frío y reservado, demostrando así su nivel de poder.

El irlandés es un relato de la mafia y de un hombre que sucumbió a ese mundo, convirtiéndose en lo peor de sí mismo. Es un viaje interesante que sin embargo, pierde fuerza por momentos, aunque no por esto resulte en una mala película. Más bien, es un pequeño obstáculo en el plan.

Título original: The Irishman
Dirección: Martin Scorsese
Guion: Steven Zaillian (basado en el libro de Charles Brandt)
Elenco: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Stephen Graham, Harvey Keitel, Bobby Cannavale, Anna Paquin, Ray Romano, Kathrine Narducci, Jesse Plemons, Jack Huston, Domenick Lombardozzi, Jeremy Luke, Gary Basaraba, Steve Van Zandt, Welker White, Action Bronson, Chelsea Sheets, Kate Arrington, Sebastian Maniscalco, Stephanie Kurtzuba, Aleksa Palladino, Marin Ireland, Jake Hoffman, Paul Ben-Victor, Louis Cancelmi, Aly Mang, Jennifer Mudge, Patrick Gallo, Rebecca Faulkenberry, Larry Romano, Margaret Anne Florence, Barry Primus, Bo Dietl, J.C. MacKenzie & Thomas E. Sullivan

Deja un comentario