El actor nos explica sus razones.

En una entrevista con ET, para promocionar su nueva cinta Ordinary Love, se le preguntó a Liam Neeson si volvería a participar en una superproducción de Hollywood, ya sea de superhéroes o Star Wars como lo había hecho anteriormente en su carrera.

Esta fue su respuesta: No soy un gran fan del género. Creo que es Hollywood con todo lo extravagante, los logros técnicos y esas cosas. Lo cual admiro, pero no tengo deseos de ir tres horas al gimnasio para que pueda ponerme un traje de velcro con una capa.

No es mi género, de verdad no lo es. La primera Star Wars, eso fue hace 22 años y lo disfruté, porque era nuevo. Estaba actuando con pelotas de tennis, que después serían criaturas peludas. Era interesante de actuar, tratar que pareciera real, pero esa fue la última, es muy cansado.

Así que podemos olvidarnos de las ilusiones de ver a Neeson repetir su papel de Qui Gon Jinn en la saga de Star Wars o de que sea parte del MCU o el universo de DC. Mientras tanto podremos seguir viéndolo en el sin fin de películas de acción en las que el actor se ha encasillado en los últimos años de su carrera.