fbpx

Los Oscares volvieron a hacer historia al premiar por primera vez a una mujer de color por Mejor Dirección, Chloé Zhao por Nomadland, sin embargo ese no fue el único hecho histórico de la noche, pues por segunda ocasión, los Oscares tocaron fondo en ratings, pues únicamente se registraron 9.5 millones de espectadores, una caída del 58% a comparación del año pasado, cuando se registraron 23 millones de espectadores, número que de por sí, ya era bastante bajo.

Se podría asegurar que esta caída se debe a las condiciones en las que se realizó la ceremonia, el retraso de dos meses pudo haber jugado un papel muy importante en esta cuestión. Aún así es innegable que el desinterés del público no es nuevo, este viene creciendo desde hace mucho tiempo, ya sea porque las películas no son llamativas o por las numerosas polémicas que rodean a los premios.

Lo que si sabemos es que ya no hay salvación, varias veces ya se ha tratado de innovar la entrega de los premios para detener esta tendencia que se sigue desde hace varios años, pero sin resultados positivos, obviamente. Mientras la gente siga perdiendo interés en ver la ceremonia, los Oscares se volverán más y más irrelevantes, más de lo que ya son el día de hoy.

chloe-zhao.jpg

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: