Fotografía del compositor Ennio Morricone

Compuso la banda sonora de más de 400 películas.

La madrugada de este 6 de julio de 2020, es una de las más tristes en la historia del cine. A la edad de 91 años, falleció el compositor Ennio Morricone en la ciudad de Italia, rodeado por su familia. La noticia fue dada por los mismos a través de un comunicado en el que se menciona que Morricone dedicó «un emocionado recuerdo a su público, de cuyo cariñoso apoyo ha obtenido siempre la fuerza de su propia creatividad».

Ennio Morricone comenzó su carrera como compositor en 1964, luego de dedicarse a arreglar el trabajo de otros compositores. La oportunidad le fue dada por su amigo, el director Sergio Leone, quien le pidió escribiera la música para su película Por un puñado de dólares. De esta forma, Morricone dio forma a al lazo que lo uniría a los spaguetti western por el resto de su carrera, aunque no se limitaría a componer solo para ese género del cine.

El trabajo de Morricone también sería escuchado en otras películas como Los intocables, Malèna, La misión, Cinema Paradiso y la muy recordada Érase una vez en América, también dirigida por Leone. Este último caso es muy notable debido a que muchos reconocen el gran trabajo de Ennio Morricone en la partitura, que pudo haberse hecho con el Oscar a Mejor banda sonora, pero en cambio fue descalificada al no aparecer el nombre del compositor en los créditos finales de la película.

Fotografía del compositor Ennio Morricone

Nominado a los Oscar en cinco ocasiones, Morricone no logró ganarlo. En el año 2006 le fue entregado un Oscar honorífico por su trayectoria y contribución a la música del cine. Pero en 2015, regresaría a componer la música de Los 8 más odiados (The Hateful Eight) la octava película de Quentin Tarantino, quien siempre se declaró fanático de las composiciones de Morricone e incluso, utilizó parte de su trabajo previo en sus cintas. Nuevamente fue nominado a los Oscar y en esta ocasión, por fin pudo hacerse con la estatuilla.

Para despedirse de su familia y su amada esposa María, Ennio Morricone escribió una emotiva carta que se convierte en el cierre perfecto para su vida:

«Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto.

Pero un recuerdo particular es para Peppucio y Roberta, amigos fraternos muy presentes en estos últimos años de nuestra vida.

Hay sólo una razón que me empuja a despedirme de este modo y a tener un funeral privado: no quiero molestar.

Saludo con mucho cariño a Ines, Laura, Sara, Enzo y Norbert por haber compartido conmigo y con mi familia gran parte de mi vida.

Quiero recordar con amor a mis hermanas Adriana, Maria y Franca y sus seres queridos y hacerles saber cuánto las quise.

Un saludo lleno, intenso, profundo a mis hijos Marco, Alessandra, Andrea y Giovanni, mi nuera Monica y a mis nietos, Francesca, Valentina, Francesco y Luca.

Espero que entiendan cuánto los he amado.

Por último María (pero no última). A ella renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar.

A ella es mi más doloroso adiós».

Descanse en paz, Ennio Morricone.

Deja un comentario