fbpx
19 de agosto de 2022

Vaya experiencia que ha sido la tercera temporada de The Boys, la cual afortunada y desfortunadamente ha llegado a su fin. A lo largo de estas semanas hemos visto como cada capítulo que se estrenaba superaba al anterior. Con el nivel al que llegaron los episodios seis y siete ¿Podría el final de temporada superarlos? De nuevo, eso es opinión de cada quien, pero aquí creemos que fue un muy buen final para una gran temporada.

Por supuesto que nos podemos dejar llevar por la buena media hora de pura acción, enfrentamientos entre personajes que ya esperábamos, y otros que no veíamos venir, que son sumamente emocionantes gracias a las tensiones entre ellos que se han construido a lo largo de la temporada. La acción toma su fuerza no solo porque está bien realizada, sino porque detrás de ella hay un trabajo de personajes que nos hace sentir que estas peleas van mucho más allá de lo físico.

the-boystemp3_final3

Y es que como ya se ha mencionado en semanas anteriores, el poder de The Boys reside en sus personajes. Esta temporada sus arcos han llegado a puntos muy íntimos y que concluyen de forma satisfactoria, en especial el de Hughie, Mother’s Milk y por supuesto, Homelander. Anthony Starr sigue dando la mejor actuación de la serie, es impresionante como se balancea entre una criatura amenazante y un ser humano inestable.

Un villano así de bien hecho no se puede dejar atrás fácilmente, por eso si de algo peca este final es que se retiene de cumplir la promesa de que habría una gran explosión y todo se iba a salir de control. Si verdaderamente eso sucediera, tendrían que dirigirse ya hacia el climax de la serie en general y no parece que esa sea la intención. Ese de hecho ha sido el problema en general de la serie en todas sus temporadas, no pueden explotar el poder de un villano como Homelander hasta el máximo si aún creen que queda mucho que contar.

the-boystemp3_final2

Por eso este episodio aunque cumpla con lo que había establecido sobre los personajes y la trama, se siente algo contenido al no proponer un verdadero cambio en la historia general. Es como si cada final de temporada se regresará al punto cero en ciertos aspectos, mientras que otros siguen avanzando. Ya sabemos que habrá una cuarta temporada de The Boys y son buenas noticias, sin embargo ¿seguirá reduciendo el peligro con tal de seguir alargando la trama? ¿O por fin se dirigirá a ese climax que tanto ha prometido?

De cualquier forma aún con sus problemas, la tercera temporada de The Boys es la mejor hasta ahora de la serie porque cumplió muchas de sus promesas, si es la más violenta, la más grotesca, la más sentimental y la más radical con sus comentarios satíricos sobre la sociedad Estadounidense. Es una serie excepcional en todo sentido.

the-boystemp3_final1.jpg

Deja un comentario