adplus-dvertising
1 de diciembre de 2021

Raccoon City, la que alguna vez fue el hogar en auge de la gigantesca farmacéutica, Corporación Umbrella, se ha convertido en un pueblo agonizante en el Medio Oeste de los Estados Unidos. El éxodo de la compañía dejó a la ciudad desolada… con una gran fuerza maligna gestándose bajo la superficie. Cuando se desata esta maldad, un grupo de sobrevivientes debe trabajar unido para descubrir la verdad detrás de Umbrella y sobrevivir la noche.

No vale la pena discutir si Resident Evil necesitaba un reboot en cines, pero sabiendo que las películas anteriores fueron atacadas por la crítica y el público, en especial los fans de los videojuegos, valía la pena intentarlo una vez más. Además ante todo fueron grandes éxitos en taquilla y en esta industria el dinero habla, entonces si la propiedad sigue vigente, hay que explotarla.

Entonces bajo la excusa de satisfacer a los fans, llega Resident Evil: Bienvenidos a Racoon City, la cual está inspirada por los primeros dos videojuegos de la saga. Y la pregunta más importante podría ser ¿Cumple con esa promesa? Honestamente no lo sé porque nunca he jugado alguno de estos juegos, lo que sí puedo decir es que si esta película está hecha para atraer nuevo público a una franquicia, pues ha fallado.

resident-evil_bienvenidosaracooncity1.jpg

En un inicio sorprende lo seria que es la película, se toma un rato para establecer a sus personajes y aún más en establecer la atmósfera en la que sucederá la historia. Y ese es quizá uno de sus pocos aciertos, estos primeros minutos brillan por la forma en la que los espectadores somos introducidos a un pueblo moribundo, sucio y en eterna noche.

Parece que Resident Evil tendrá un tipo de terror que se apoya más en sus espacios que acciones. Eso es hasta que comienzan a aparecer los zombies y de ahí en adelante se transforma en una película de zombies más del montón. Jumpscare tras jumpscare, personajes que toman decisiones ineptas, malos efecto especiales y no se puede negar que tiene buenos momentos, sin embargo los peores momentos son tan vergonzosos que esos son los que se quedarán en nuestra memoria.

Hacia el final ya es lo mismo uno y otra vez hasta el cansancio, no hay nada nuevo, nada especial, es solo una película de zombies que no causa ninguna emoción. Resident Evil: Bienvenidos a Racoon City es un intento muy pobre de querer reiniciar una franquicia, quizá sea mejor que las películas anteriores, pero tampoco por mucho. ¿Tendrá secuela? Si llega a suceder, ojalá esté mucho mejor pensada.

resident-evil_bienvenidosaracooncity.jpg

Título Original: Resident Evil: Welcome to Racoon City
Guión y dirección: Johannes Roberts
Elenco: Kaya Scodelario, Hannah John-Kammen, Robbie Amell, Tom Hopper, Avan Jogia, Lily Gao y Donald Logue

Deja un comentario