fbpx
27 de septiembre de 2022

Alice y Jack son dos afortunados habitantes de la idealizada comunidad de Victory. Mientras los padres de familia pasan los días dentro de las oficinas del Proyecto Victory, sus esposas dedican su tiempo a disfrutar de la belleza, el lujo y la disipación que ofrece la comunidad. Pero cuando la vida idílica empieza a agrietarse y a ofrecer astibos de algo mucho más siniestro escondido bajo la atractiva fachada, Alice no puede evitar cuestionar lo que hacen en Victory, así como los motivos que hay detrás.

Después del éxito de su debut La Noche de las Nerds, la directora, antes reconocida actriz, Olivia Wilde está de regreso con un proyecto mucho más ambicioso, No te Preocupes, Cariño. Sin embargo la expectativa de ver como había crecido Wilde como directora se desapareció cuando un montón de polémicas, o chismes, mejor dicho, opacaron por completo la discusión alrededor de la película.

rev-1-DWD-06760r_High_Res_JPEG

Si es puro chisme ¿Por qué mencionarlo? Pues creo que lamentablemente la opinión de mucha gente se verá sesgada por lo que ha leído en redes sociales, verdad o no. Así que lo mejor que puedo hacer aquí es darles razones reales por las cuales podría o no vale la pena ver No te Preocupes, Cariño, nada de prejuicios. 

¿Eso significa que defenderé No te Preocupes, Cariño? No, pues también lamentablemente hay muy poco que defender de esta película. Es obvio que Wilde sí ha crecido como directora, pasando de dirigir una sencilla comedia a una obra de ciencia ficción con tintes de terror y misterio, en escala es mucho más grande y desde un punto de vista técnico, Wilde se supera.  No te Preocupes Cariño luce espectacular, de colores brillantes y escenarios cálidos que remiten a los Estados Unidos en los años 50’s, una agradable atmósfera que Wilde rompe constantemente con imágenes perturbadoras que revelan la verdadera naturaleza de esa época. De esta manera la audiencia se sienta dentro del punto de vista de la protagonista y puede que esto sea suficiente para entretenerla.

rev-1-DWD-FP-0041_High_Res_JPEG

Sin embargo por más que Wilde logra transmitir lo que quiere con su estilo, en realidad es que tiene muy poco que decir detrás de este. A lo mucho que llega el discurso de No te Preocupes, Cariño es a tratar conceptos feministas básicos que ya han sido explorados en el cine en años recientes y aún así Wilde los intenta desarrollar como si fueran una gran revelación para las mujeres a las que está dirigida la película. En el giro del clímax parece que No te Preocupes Cariño por fin va a hablarnos de algo más profundo que simplemente recordarnos que el patriarcado es dañino, sin embargo Wilde no se dirige por ese camino y se va por una conclusión apantallante en lo audiovisual, pero vacía en sustancia.

De haberse ido por el otro rumbo, quizá Wilde habría alcanzado el nivel de la película a la que más aspira ser, ¡Huye!, pero lo que las diferencia es que Jordan Peele habló de mucho más en su cinta que simplemente decir que el racismo es malo. De hecho hay muchas más películas a las que No te Preocupes, Cariño aspira a ser y de las que toma muchos de sus elementos, sin embargo prefiero ni siquiera nombrarlas porque tan solo hacer eso revelaría fácilmente los giros de la cinta. 

rev-1-DWD-01318_High_Res_JPEG

Uno de los aspectos que más emoción causaban de No te Preocupes, Cariño eran las actuaciones. Por supuesto que Florence Pugh entrega una excelente actuación como es usual en sus películas, pero en mi opinión no hizo nada particularmente diferente a lo que ya la hemos visto hacer. Entonces para mi es Chris Pine quien verdaderamente resalta entre las actuaciones, pues hay algo en la presencia de su personaje que inquieta al público. La actuación de Harry Styles es buena a secas, pero no le hace nada bien estar a lado de actores de la talla de Pugh y Pine. Otros actores como Gemma Chan, la misma Olivia Wilde, Nick Kroll y Kiki Layne hacen muy buenos trabajos.

Entonces, No te Preocupes, Cariño es una película a lo mucho entretenida que pudo haber sido una prueba de que Wilde va en camino a convertirse en una gran directora, si no fuera porque se queda corta en ideas. Su estilo será suficiente para algunas personas para convencerse de ir a ver esta película en una pantalla grande y la verdad es que puede que sí valga la pena. Aún así si se trata de rascar en su contenido, No te Preocupes Cariño no tiene mucho que ofrecer.

rev-1-DWD-TRLR-0001_High_Res_JPEG

Título original: Don’t Worry Darling
Dirección: Olivia Wilde
Guión: Katie Silberman
Elenco: Florence Pugh, Harry Styles, Olivia Wilde, Gemma Chan, Kate Berlant, Nick Kroll, Timothy Simons, Douglas Smith, Sydney Chandler, Kiki Layne y Chris Pine

 

Deja un comentario