adplus-dvertising
27 de septiembre de 2021

Lily viaja desde Londres, Inglaterra, a la selva del Amazonas y recluta los cuestionables servicios de Frank para que la guíe río abajo en La Quila: su deteriorada pero encantadora barca. Lily está decidida a encontrar un árbol antiguo con propiedades curativas únicas que tiene el poder de cambiar el futuro de la medicina. Juntos en esta búsqueda épica, la insólita dupla se enfrenta con fuerzas sobrenaturales e innumerables peligros que esperan al acecho en la engañosa belleza de la exuberante selva. Pero a medida que los secretos del árbol perdido se revelan, los peligros aumentan aún más para Lily y Frank y su destino, y el de la humanidad, penden de un hilo.

Se han hecho películas basadas o inspiradas en muchas cosas, novelas, cuentos, series, poemas, incluso canciones. A inicios de los 2000’s, Disney decidió que adaptar sus atracciones más famosas de Disneyland y Disneyworld sería una buena idea, de ahí salieron La Mansión Embrujada y Piratas del Caribe, la primera no fue un gran éxito y la segunda se convirtió en una saga de cinco películas, casi comprobando que este modelo podría funcionar.

Aún así pasó mucho tiempo para que se volviera a intentar, es así como llega Jungle Cruise, una película que fácilmente nos remite a aquellas películas de fantasía y aventuras que eran más comunes a inicios de este siglo y finales del pasado. Jungle Cruise tiene un poco de la ya mencionada Piratas del Caribe, un poco o bastante de La Momia y hasta un poco de Indiana Jones, si has estado buscando algo así, puede que esta película llene ese vacío que ha permanecido por tanto tiempo.

junglecruise3.jpg

Esa es una forma corta de decir que Jungle Cruise está conformada por secuencias de acción emocionantes en locaciones espectaculares (reales y creadas en CGI), todas conectadas por una trama intrigante, pero fácilmente entendible para mantener al público joven interesado. Lo bueno de películas de este tipo es que tiene algo para todos, algunas escenas son algo juguetonas para los pequeños y otras que llegarían a asustarlos ya que están dirigidas a un público mayor.

Sin embargo, lo que realmente carga a la película son las interacciones entre sus personajes, empezando por Lily, interpretada por Emily Blunt, quien es fuerte y con claros objetivos, pero también tiene un bondadoso y valiente espíritu que nos hace querer seguirla. Su hermano McGregor, interpretado por Jack Whitehall, es frágil y vanidoso, pero nos entrega los mejores momentos de comedia. Jesse Plemons como el Príncipe Joachim es un gran balance entre amenazante y ridículamente gracioso. Dwayne Johnson a pesar de tener un gran carisma y de que se nos vende como el centro de la cinta, no está a la par de quienes lo rodean. Aún así queda mejor parado que los desperdiciados Edgar Ramírez y Paul Giamatti.

Y aunque Jungle Cruise llega a ponerse a la par de otras películas de aventuras en cuanto al entretenimiento, creo que el hecho de que se sienta tan derivativa de tantos otros títulos le quita identidad propia. Cumple con los mismos elementos como si tuviera la obligación de hacerlo, como requerimientos para que sea un éxito y quizá lo sea, pero esta falta de personalidad le podría costarle la oportunidad de convertirse en una franquicia, hay una posibilidad de que una película sea todo lo que veamos de Jungle Cruise.

jungle_cruise

Dirección: Jaume Collett-Serra
Guión: Michael Green, Glenn Ficarra y John Requa
Elenco: Emily Blunt, Dwayne Johnson, Jack Whitehall, Jesse Plemons, Veronica Falcón y Paul Giamatti

Dónde ver Jungle Cruise:

Deja un comentario