Sonic pierde la carrera de las cintas basadas en videojuegos.

Sonic es un erizo de otro mundo que posee velocidad supersónica. Perseguido por otros que desean su poder, escapa y termina en nuestra realidad. Años después y harto de esconderse, sus poderes lo ponen en la mira del Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien buscará atraparlo a toda costa.

La adaptación del videojuego Sonic the Hedgehog de SEGA, sufre el mal de todas las cintas basadas en videojuegos: no logra atrapar la esencia del original y termina por ser un mal intento de llevar el personaje a otro medio.

Y es que aunque la historia es sencilla, no logra tener carisma o identidad propia. Se siente sosa, como esas malas cintas de aventuras de los 90’s. Repleta de situaciones bobas y malos chistes, trata de presentarnos a un personaje que busca la aceptación de los que lo rodean y el cariño de amigos de verdad, sin tener buenos resultados.

El guion es flojo y la ejecución replica los errores que seguro están presentes desde la idea escrita. James Marsden como el amigo humano de Sonic genera cierta empatía y le crees su actitud bonachona pero simplona. Sobre todo, es realmente creíble su amistad con el veloz erizo.

Jim Carrey representa a nu su villano que siempre pierde, pero sin ser su culpa por cometer errores. A pesar de la falta de motivación del personaje, es creíble que solo se trata de alguien contratado por completar una tarea. Pero aunque es presentado como un súper genio malvado, la clásica exageración de Carrey termina por llevar al personaje al clásico cliché del científico loco.

Es así como entre chistes que ni a los niños hacen reír, monólogos repetidos y una sobre explicación de los hechos, la historia se tambalea a cada paso, hasta que llegan las secuencias de acción. Quizá no son las más brillantes, pero tienen el punto correcto para resultar entretenidas, a pesar de algunos problemas con el CGI que resulta muy evidente en algunos momentos.

En el doblaje mexicano, el youtuber Luisito Comunica es quien da voz a Sonic y desgraciadamente, su interpretación es muy menor a los demás artistas. Es notorio que lo suyo no es la actuación y menos cuando su contraparte es un monstruo del doblaje como Mario Castañeda (voz de Goku en la franquicia Dragon Ball). Su interpretación es débil, sin matices ni emoción, lo que resulta más evidente cuando su personaje interactúa con otros.

Aunado a esto, la falta del establecimiento de un universo, cuando lo que se busca es el desarrollo de una franquicia, no ayuda en nada a la cinta. Muestra apenas unos destellos de algo más grande, sobre todo en sus dos escenas post-créditos, pero ahí también se queda a medias.

Sonic, la película es un descalabro para el popular personaje, que a pesar de estar cimentadada en una premisa simple, no logra tomar la velocidad necesaria para salir triunfadora.

Título original: Sonic the Hedgehog
Dirección: Jeff Fowler
Guion: Patrick Casey, Josh Miller & Oren Uziel 
Elenco: James Marsden, Jim Carrey, Neal McDonough, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje, Frank C. Turner, Dean Petriw, Tika Sumpter, Natasha Rothwell, Elfina Luk, Emma Oliver, Breanna Watkins, Lee Majdoub, John Specogna, Nicholas Dohy, Melody Nosipho Niemann, Jeanie Cloutier, Jeff Sanca, Michael Hogan & Lisa Chandler

Deja un comentario