fbpx
30 de septiembre de 2022

El Dr. Nate Daniels acaba de enviudar y regresa a Sudáfrica, el lugar donde conoció a su mujer, en un viaje que llevaba tiempo planeando con sus hijas a una zona de caza administrada por Martin Battles, un viejo amigo de la familia quien además es un biólogo especializado en vida salvaje. Pero lo que comienza como un viaje de sanación se convertirá en una aterradora lucha por sobrevivir cuando un león, que ha escapado de los cazadores clandestinos sedientos de sangre y que ahora ve a todos los humanos como el enemigo, comienza a acecharlos.

¿Cuántas películas más pueden existir sobre un animal salvaje asesino? Desde Tiburón de Steven Spielberg hasta al día de hoy deben estrenarse al menos un par al año. Para esto ya deberíamos estar cansados de este sub-género, si es que se le puede llamar así, pensando que ya no tiene más con que sorprendernos.

Ante ese cansancio de lo repetitivo, uno espera que una película como Bestia, sobre un león asesino no tenga nada que ofrecer y la realidad es que de algunas formas es cierto, pero también es cierto que esta película está realizada con mucho más esfuerzo y dedicación que otros ejemplares de este tipo de cine.

2547_FP2_00004R.jpeg

A pesar de la simpleza del concepto de Bestia, el director Baltasar Kormákur pone gran dedicación ejecutarlo de forma que pueda impresionarnos. La mayoría de la película está hecha a partir de largos planos secuencias que hacen que la tensión venga del juego del espacio y el tiempo. Con la cámara moviéndose de un lado a otro, solo observando lo que quiere que se vea, así el espectador está en constante espera de que algo terrible suceda. Algunas veces se puede predecir cuando se acerca un susto, pero muchas solo se está explotando la percepción del público.

Una de las deficiencias más graves de este tipo de películas es la carencia de personajes completos, normalmente solo existen para ser asesinados brutalmente, pero eso no suele importarnos porque no vemos humanos. En Bestia no es que los personajes estén construidos a la perfección, de hecho son bastante simples y sus arcos son muy comunes, sin embargo tienen el beneficio de que están interpretados por grandes actores.

Sharlto Copley tiene una participación limitada, pero hace muy buen trabajo. Las sorpresas aquí son Iyana Halley y Leah Jeffries quienes se esfuerzan en vender el temor con sus expresiones, mientras que a la vez mantienen los elementos dramáticos a flote en todo momento. Sin embargo es obvio que la estrella aquí es Idris Elba y es simplemente imposible ver una actuación floja de su parte.

Beast

Se nota que hay compromiso con el proyecto de su parte y también pone gran esfuerzo en convencernos de que lo que está sucediendo es real y temible. También hace que su personaje se sienta mucho más humano de lo que el guión propone y es quizá él quien impulsa al resto del elenco a dar lo mejor. Gracias a Elba la película es emocionante, tensa e incluso conmovedora.

Otro aspecto técnico en el que resalta Bestia es en el uso de CGI para el león. Es usual que los animales no se vean realistas cuando están hechos a computadora, pero en el caso de Bestia, ya sea de su león villano o cualquier otro, es impresionante como en algunas secuencias llega a un nivel de realismo que parece casi imposible de creer que no es una criatura real. Lo mejor de este logro técnico es que el público se puede concentrar en la acción sin que haya una distracción que le impida disfrutarla.

Si bien Bestia se estanca en los mismos lugares comunes que otras películas similares, es innegable que Kormákur y Elba se esforzaron en crear la mejor película posible. Quien esté buscando un buen rato de emociones fuertes y ver a Idris Elba luchar contra un león, esta es la mejor opción en cartelera en este momento

2547_FP2_00005R.jpeg

Título original: Beast
Dirección: Baltasar Kormákur
Guión: Ryan Engle
Elenco: Idris Elba, Iyana Halley, Leah Jeffries y Sharlo Copley

Deja un comentario