fbpx
3 de diciembre de 2022

Una acrobacia fallida la dejó en coma durante 20 años. Ahora, tiene 37, acaba de despertar y está lista para vivir su sueño: ser la reina del baile escolar.

¿Cómo sería Si Tuviera 30 si Jennifer Garner hubiera entrado en coma en lugar de pedir un deseo? Pues eso es El Año de mi Graduación, que sigue exactamente la misma trama, sin embargo la poca originalidad no es su problema. Lamentablemente El Año de mi Graduación es de ese tipo de películas que tiene muy buenos momentos, muy graciosos y otros hasta conmovedores, pero que sus malos momentos rebajan su calidad de manera significante.

En sus mejores momentos, esta comedia es una forma muy ligera y sencilla de tratar un tema bastante interesante y algo ¿Que pasaría si perdieras la posibilidad de tener la vida de tus sueños? Peor aún, haberte perdido de aquellos años esenciales vivir la juventud. La comedia es efectiva al centrarse en una una mujer a finales de sus treintas tratando de vivir su vida desde donde se quedó para lograr su objetivo, pero que se encuentra con una sociedad tan radicalmente diferente que no se lo permite y por eso sus acciones resultan absurdas y muy graciosas.

añograduacion1.jpg

Y aún con eso, El Año de mi Graduación no puede evitar caer en algunos de los lugares más bajo de las comedias modernas, tan bajos que no sorprende que haya terminado en el catálogo de Netflix, pues se alinea perfectamente con otras de sus producciones originales del género. Con esto me refiero a que la película parece haber sido escrita por personas que no tienen ni idea de como retratar a otra generación que no sea la suya y por eso terminan por retratarlos como caricaturas y el objetivo de chistes de mal gusto.

Es como si por parte de su director Alex Hardcastle hubiera una desigual cantidad de esfuerzo en diferentes elementos de la película, a veces funciona perfectamente su balance entre querer entretener y dar un mensaje honesto y luego otras escenas son tan pobres desde la comedia hasta su realización que es inevitable notar esa caída. Esta dualidad se ve incluso en la actuación de Rebel Wilson, quien en algunas escenas hace un excelente trabajando interpretando a su personaje y hay otras en las que parece que estaba improvisando y actuando como ella misma.

Es una lástima porque hay una buena idea detrás de El Año de mi Graduación, pero la ejecución no necesitaba más que ser sólida, concreta, y Hardcastle no pudo ni llegar a esa meta. Así que al final lo que nos queda es otra película más que rellena el catálogo de Netflix.

Senior Year

Título original: Senior Year
Dirección: Alex Hardcastle
Guión: Andrew Knauer, Arthur Pielli y Brandon Scott Jones
Elenco: Rebel Wilson, Mary Holland, Sam Richardson, Zoë Chao, Justin Hartley, Jane Bender, Avantika, Joshua Colley, Jeremy Ray Taylor, Angourie Rice, Molly Brown, Zaire Adams, Ana Yi Puig, Chris Parnell y Alicia Silverstone

Deja un comentario