adplus-dvertising
22 de septiembre de 2021

Después de años de vivir en el exilio, Shang-Chi por fin es encontrado por su padre Xu Wenwu, el líder de Los Diez Anillos,  para hacerle la propuesta de reunir a su familia, incluyendo a su madre quien falleció en la infancia de Shang-Chi. Sin embargo esta reunión implica involucrarse con fuerzas que ni siquiera Xu Wenwu y sus anillos pueden controlar, Shang-Chi deberá detenerlo antes de que sea muy tarde.

Este ha sido un año muy complicado para el Universo de Marvel en el cine, aunque se han estrenado y se estrenarán varias películas, estas han sufrido retrasos desde sus producciones hasta sus fechas de estreno. Una de ellas es Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos, la cual será la primera en estrenarse únicamente en cines y no en Disney+ al mismo tiempo, esto le da la responsabilidad de ser la cinta que traerá al público de regreso a las salas.

Sin embargo ya que no se trata de un personaje bien conocido, muchos sienten que no es una entrega tan importante, entonces no hay problema si le saltan por el momento. Creo que es mi obligación decir que esto es un grave error.

SBT-11997_C-600x399-e879c09.jpg

Aunque es claro que en estructura narrativa Shang-Chi es casi igual al resto del UCM, en esencia se siente fresca, como el inicio de una nueva dirección para la franquicia, una dirección con más espíritu. En mi opinión esto se debe a que Destin Daniel Cretton no solo está preocupado por enfocarse en sus personajes, sino que los admira profundamente, a ellos, sus historias, su cultura y su legado.

Empezamos por el mismísimo Shang-Chi, un personaje, que como ya mencioné, es casi desconocido para muchos de los fans de Marvel y algo que me parece admirable y arriesgado de esta cinta es que lo trata como tal. Al inicio no conocemos nada de Shang-Chi y lo que sí, resulta ser parte de una gran mentira, sin embargo muy pronto nos damos cuenta de que ni él sabe quien es y conforme avanza la trama, vamos conociendo más y más eventos de su pasado que se convierten en revelaciones para el presente. Shang-Chi es un personaje que usa su gran carisma para esconder su vacío interior, Simu Liu hace un estupendo trabajo al presentar estas facetas del personaje, que sin duda será uno de los que tomen el frente del UCM de aquí en adelante.

Parece que para Marvel es regla que los villanos sean deficientes, me alegra que no aplique para Shang-Chi ya que sin duda Tony Leung como Xu Wenwu, el mal llamado Mandarín, se roba la película. Este personaje es quizá el mejor construido desde el guión, pero es la actuación de Leung lo que lo transforma en el centro de atención y lo tiene muy merecido. Su historia es tan fascinante y triste que a pesar de lo terrible de sus acciones, llegas a sentir que están justificadas. Su relación e interacciones con Shang-Chi, que incluyen algunas peleas, están cargadas sentimientos contradictorios, pues Leung y Liu logran exponer el conflicto de sus personajes entre sentir afecto o desprecio entre ellos. A su lado se encuentran otros personajes igual de complejos como Xialing, interpretada por Meng’er Zhang, y otros que hacen un buen acompañamiento al viaje de nuestro héroe como Katy, interpretada por Awkwafina y Ying Nan y Li, interpretadas por Michelle Yeoh y Fala Chen respectivamente.

SHANG-CHI AND THE LEGEND OF THE TEN RINGS

Yéndonos hacia el lado del espectáculo, creo que me atrevo a decir que Shang-Chi tiene la mejor acción entre todas las películas de Marvel, porque tiene las coreografías más finas gracias a su fijación en las artes marciales, que combinadas a efectos especiales, le dan un toque de fantasía. Y encima de todo esto, está la fotografía que las hace lucir bellísimas, aunque no es exclusivo de estas escenas, toda la película está llena de colores vibrantes que le dan ese ambiente mágico tan particular. Mágica es quizá la mejor palabra para describir a Shang-Chi, porque hay tanto amor en ella por parte de sus realizadores que se transmite en pantalla y el público también lo siente.

Claro que no todo es perfecto, uno de los problemas más presentes en toda la cinta es que si bien esta se puede sostener por sí misma, parece que hay una necesidad de estarnos recordando que pertenece a todo un universo, con cameos de personajes, tanto pequeños como grandes, de otras películas. Es innecesario o bien se pudo haber resuelto de manera más inteligente y sutil, sin tener que quitar la atención de lo que está sucediendo en la historia.

Ante todo, Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos también es un buen argumento de por qué la representación es tan importante, ya que nutrir al cine de diferentes culturas es uno de los mejores caminos para encontrar algo nuevo. Entonces no me cansaré de decirlo, Shang-Chi es un gran cambio para el UCM.

BUS3520_cmp_lum_v0045.1069_R-600x251-bd24542.jpg

Título original: Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings
Dirección: Destin Daniel Cretton
Guión: Dave Callaham, Andrew Lanham y Destin Daniel Cretton
Elenco: Simu Liu, Awkwafina, Meng’er Zhang, Michelle Yeoh, Wah Yuen, Florian Munteanu, Andy Le, Benedict Wong, Michelle Yeoh y Tony Leung

 

Deja un comentario