adplus-dvertising
22 de septiembre de 2021

Norman Nordstrom, el Hombre Ciego, ha tomado bajo su guardia a una huérfana llamada Phoenix, tras varios años de vivir aislados de la civilización. Su forzada tranquilidad se destruirá cuando un grupo de hombres entra a su hogar con la intención de llevarse a quien llama su hija.

Hace ya cinco años que se estrenó No Respires de Fede Álvarez, un pequeño thriller cuya historia seguía a un grupo de ladrones que pretenden robar la casa de un hombre ciego, sin saber que este es más que capaz de defenderse. Un concepto original con una ejecución magistral que remitía al cine de explotación de los 70’s. El final quedó con la suficiente apertura para una secuela la cual, gracias a su éxito, fue anunciada no mucho después del estreno.

Todos tenemos temores con las secuelas y esta no era la excepción ¿Qué más había que decir? Pues el escritor, ahora director, Rodo Sayagues encontró la manera con la que podía continuar la historia o mejor dicho como seguir aprovechando el concepto, ya que parece que entre una entrega y otra no existe relación alguna más allá de la presencia de Norman Nordstrom mejor conocido como El Hombre Ciego, interpretado por Stephen Lang. Así que si esperabas ver una continuación como tal de lo que sucedió en la primera, quedarás decepcionado.

El personaje de Lang se volvió un icono, no por ser alguien simpatizable, sino por el misticismo que lo rodeaba. Todos querían saber más de él y por eso no resulta extraño que para esta secuela lo hayan hecho el principal, una decisión que viene con sus pros y sus contras.

norespires2_2.jpeg

Por el lado positivo podemos empezar con que la actuación de Stephen Lang una vez más es brillante, por la naturaleza del personaje debe poner mucho esfuerzo en lo físico y no me refiero a las escenas de acción, sino a que Lang debe usar su lenguaje corporal para transmitir emociones fuertes de manera sutil. También nos permite observarlo más de cerca, como funciona su vida, como lidia con su discapacidad y mejor aún, como adquiere estas habilidades casi sobrehumanas con las que se defiende. 

El problema de traer este personaje está en la forma en la que es representado en esta ocasión, para hablar de esto podría caer en spoilers leves así que hay que leer con precaución. La película tiene un ambiente de pesimismo grave, no hay nada bueno, nada vivo, nada valioso, su propósito es justamente encontrar el lado positivo, nada peculiar ni malo con esta idea que en años recientes ha esta muy presente en el cine y aún más común desarrollarla con una historia de redención.

Ese es lamentablemente el caso de No Respires 2 con el Hombre Ciego, un personaje cuyas acciones en la primer entrega rebasan los límites de lo redimible y aún así Sayagues se esfuerza en que ahora veamos a Norman como una víctima y no un victimario. En la trama hay algunos giros que pretenden darle más claroscuros a la situación, sin embargo parece que la balanza de la moralidad siempre cae a favor de el Hombre Ciego, como si en este mundo de gente maligna, él es el menos peor.

¿Qué habrá llevado a Sayagues y Álvarez a tratar de convencernos de que este personaje podía tener cualidades heroicas? Quizá no lo sabremos, pero esa decisión transformó a esta secuela de una gran película de suspenso, en una película de acción más, aunque un tanto más violenta que lo usual. No Respires 2 no causará sensación como la primera entrega y quizá no consiga expandirse a más secuelas, pero al menos garantiza un buen rato para los que gusten de este tipo de películas.

norespires2_1.jpg

Título original: Don’t Breathe 2
Dirección: Rodro Sayagues
Guión: Fede Álvarez y Rodo Sayagues
Elenco: Stephen Lang, Madelyn Grace, Brendan Sexton III, Rocci Williams, Bobby Schofield, Steffan Rhodri, Adam Young, Christian Zagia y Stephanie Arcila

 

Deja un comentario