Parece que las nuevas entregas del universo mutante de 20th Century Fox llegarán aún más tarde de lo previsto.

Empezamos con X-Men: Dark Phoenix dirigida por Simon Kinberg, la cual llegaría en noviembre de este año. Ahora habrá que esperar a febrero de 2019. Este movimiento es por el reciente éxito en taquilla que han tenido los estrenos durante dicho mes, teniendo como principales ejemplos a Deadpool y Black Panther. Además de algunos mencionados reshoots que se complican por la apretada agenda de miembros del elenco como Michael Fassbender, Jessica Chastain y Jennifer Lawrence.

The New Mutants (que ya se había movido de su fecha original en abril de este año) dejará su lugar a la cinta sobre el poderoso Fénix Negro, para inaugurar una nueva etapa en las cintas de los Hombres X en agosto de 2019. La razón de este segundo retraso para el spin-off, es por la adición de un nuevo personaje en la trama y otras escenas. Aunque también se menciona un cambio de tono del filme mutante de terror y hasta conflictos del estudio con el director Josh Boone.

Esperemos que estos retrasos sean con el objetivo de entregarnos sólidos capítulos en esta exitosa saga.

Deja un comentario