Un mágico conteo.

La saga cinematográfica, inspirada en los libros escritos por J.K. Rowling, se convirtió en todo un éxito desde 2001, año en que estrenó la primera de las películas de Harry Potter. Esto gracias a la historia que creció a la par de sus protagonistas, el inolvidable trío conformado por Harry, Hermione y Ron, encarnados por Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint. La visión de variados directores dotó a las películas de una magia singular, y aquí enlistaremos cada una de ellas, de la que consideramos menos lograda a la mejor.

8. Harry Potter y el príncipe mestizo (David Yates, 2009)

Fotografía de Harry Potter y el príncipe mestizo

El sexto libro de la saga es el favorito de muchos seguidores al explorar el pasado de Voldemort, volviéndolo una figura trágica, cosa que la cinta deja de lado, al igual que mucho sobre Dumbledore y Snape. Decide enfocarse en las relaciones románticas de sus protagonistas, restándole a la trama complejidad y algunos de sus momentos más emocionantes. Aunque la oscuridad está presente y hay acción, la historia termina por sentirse falta de desarrollo, además de llena de chistes. Lo más destacable, Alan Rickman.

7. Harry Potter y la Orden del Fénix (David Yates, 2007)

Fotografía de Harry Potter y la orden del fénix

Hay que decirlo, esta es quizá la cinta más aburrida de la saga, al menos en su primera mitad. Esto porque es el libro más largo de los 7 escritos por Rowling, de ahí la difícil tarea de adaptarlo, pues además contiene muchos paralelismos políticos que se trasladaron acertadamente a la cinta. Vale la pena por la pelea final en el Mnisterio de Magia

6. Harry Potter y la cámara secreta (Chris Columbus, 2002)

Fotografía de Harry Potter y la cámara secreta

La segunda película de la saga es la que quizá, estuvo a punto de tirar todo por la borda. Esto porque la historia comenzaba a tornarse más oscura, pero la visión de Columbus y tal vez de Warner no se decidían por darle la profundidad que necesitaba o quedarse en un plano más infantil, lo que la hace tambalearse momentos, aunque logra cimentar mejor el alcance de la maldad de Voldemort y su relación con Harry.

5. Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte 1 (David Yates, 2010)

Fotografía de Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 1

Amada y odiada a partes iguales, la primera mitad del final cinematográfico de la saga entrega una cinta muy peculiar, pues se aleja de la acción para entregar una especie de road trip con los protagonistas adentrándose en su mente y emociones. Además, el baile improvisado entre Hermione y Harry es el momento más mágico de todos.

4. Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte 2 (David Yates, 2011)

Fotografía de Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 2

A pesar de estar lleno de acción, combates y la gran confrontación entre Harry y Voldemort, el épico final de de la saga se ve entorpecido por errores de ritmo, algunos cabos sueltos y mucha información hacia su final. Además, también omite algunos detalles más sobre el pasado de Dumbledore que terminaban de perfilar aún mejor la tridimensionalidad del personaje, cosa que pudo haber enriquecido la historia.

3. Harry Potter y la piedra filosofal (Chris Columbus, 2001)

Fotografía de Harry Potter y la piedra filosofal

La película que lo inició todo. Con Spielberg a punto de dirigirla, se cambió por la petición de Rowling de mantener un equipo británico, pero la visión de Columbus definió el estilo de la saga en lo visual, musical (con el inolvidable Hedwig’s Theme de John Williams) y en lo emocional también. Sin duda, el origen de la magia no pudo ser más afortunado.

2. Harry Potter y el cáliz de fuego (Mike Newell, 2005)

Fotografía de Harry Potter y el cáliz de fuego

La cuarta entrega de la saga es en la que la oscuridad y el tono que el resto de cintas adoptaría se llevó a los límites, desde la fotografía gris y las emociones negativas que los personajes comienzan a experimentar. Por igual, vemos la madurez de Harry, el regreso de Voldemort que se volverá un parteaguas para la trama general y muchas otras cosas sucediendo al mismo tiempo, sin que la cinta pierda ritmo o se pierda. A pesar de omitir algunos pasajes interesantes del libro, logra recuperarlos con otros detalles, personajes o desarrollo de eventos.

1. Harry Potter y el prisionero de Azkabán (Alfonso Cuarón, 2004)

Fotografía de Harry Potter y el prisionero de Azkabán

La mejor película de la saga, sin discusión. Cuarón logra entender el mundo y los personajes de Rowling entregando un mundo mágico y real al mismo tiempo, además de presentar a sus protagonistas en toda la adolescencia posible, tal y como debía ser. A pesar de lo complejo de la historia y de omitir algunos detalles de las subtramas, Cuarón logra que todo funcione y entrega muchas secuencias increíbles e inolvidables, aderezado por la música y la fotografía. Mostraba la madurez de la saga, de sus protagonistas y de sus seguidores.

Harry Potter seguirá siendo una de las franquicias más recordadas, trayendo a sus viejos seguidores y a nuevos todo el tiempo, llenándolos de magia, criaturas asombrosas, amistad y mucha emoción. ¿Estás de acuerdo con nuestro ranking? ¿Cuál es tu película favorita de Harry Potter y cuál la menos preferida?

Deja un comentario