Llegó el momento. La Guerra del Infinito inicia con el estreno de la cinta más esperada del año.

La titánica tarea de unir las historias que Marvel Studios nos ha entregado a lo largo de 10 años en un solo macroevento cinematográfico estuvo a cargo de los hermanos Anthony y Joe Russo. Y definitivamente superaron las expectativas llevando a todos los seguidores del MCU a un viaje que se siente realmente emocionante y que no dejará indiferente a nadie.

Luego de ser presentado en la escena post-créditos del primer ensamble en cines de The Avengers, Thanos por fin llega a cumplir su amenaza y desatar la que es hasta hoy la más grande prueba para el grupo de superhéroes. Lo hace desde el inicio de la cinta, dejando en claro porqué es el más grande villano al que se han enfrentado. Thanos es un personaje muy bien definido, entiendes su objetivo tan claramente expuesto aunque no estés de acuerdo con él. Los Russo logran entregarnos un personaje tridimensional, con emociones y motivaciones bien definidas en este universo y no era para menos, dado que su viaje y búsqueda de las Gemas del Infinito lo vuelven el verdadero protagonista.

En contraste, el equipo de héroes ya se encuentra tan bien desarrollado a este nivel, que los directores por fin toman la iniciativa de dar por sentado que conoces la historia detrás de cada uno ellos para entrar de lleno a la acción y convertir así a la cinta en una secuencia de batallas por frenar al Titán Loco y evitar que se haga con las tan famosas gemas.

Y a pesar de que existe el factor previsible, los Russo demuestran que aún existen muchas cosas que pueden sorprendernos y emocionarnos con resoluciones inteligentes y llamativas. La línea elegida para llegar a cada una de las gemas nunca sigue la forma que esperas.

Además, se dan el momento para desarrollar poco a poco la historia e ir uniendo las distintas líneas narrativas de la cinta. Como se ha visto en los avances, se formarán diversos equipos un tanto inesperados que no habían interactuado anteriormente. Esta dinámica es parte de la frescura de la historia y cada aventura paralela terminará por unirse en una de las batallas más grandes de las que hemos sido testigos.

El humor tan criticado en las cintas de Marvel llega a un balance en esta ocasión. Pero a pesar de esto, habrá momentos que se sientan un tanto pesados, nunca aburridos, que pudieron haberse resumido para agilizar el ritmo. Pero esto se pasa por alto por el armado tan preciso y por la sensación de urgencia que se encuentra en cada una de las batallas. Aquí es justo mencionar que la Black Order no son meros secuaces de un poderoso villano, ya que cada uno de ellos representa un reto por sí solo para los justicieros. Esto nos entrega secuencias que elevan la adrenalina para después llegar a esas otras que entregarán un poco de calma.

El temor de que está cinta fuera solo un puente para lo que nos espera en 2019 se disipa con los tan arriesgados minutos finales de la cinta. Tan imprevisto como satisfactorio, el cierre hará a todos perder el aliento y preguntarse que está pasando. Bien podría terminar todo aquí, pues la cinta finaliza la historia que comienza, pero el cliffhanger nos hace desear que este año pase volando.

Los hermanos Russo tenían en sus hombros el peso de cintas exitosas, taquilleras, una veintena de actores con la mayor fama del momento, personajes adorados por millones y realizar la película que todos esperaban. Para bien de todos, lo logran, entregando así una cinta redonda, enorme y épica que justifica todo lo que ha ocurrido en 18 películas previas y dando a cada héroe su momento para brillar.

Avengers: Infinity War es todo aquello que esperas, que imaginas y mucho, mucho más.

Byron Angeles

Cinéfilo desde tiempos inmemoriales, que busca compartir su sentir y vivencias con las cintas,con aquellos interesados en conocerlos

Latest posts by Byron Angeles (see all)

Anuncios

2 thoughts on “Reseña | ‘Avengers: Infinity War’”

Deja un comentario