fbpx
3 de diciembre de 2022

La serie Obi-Wan Kenobi ha sido un viaje de emociones mixtas, sus puntos altos son muy altos, pero sus puntos bajos caen hasta el fondo. Eso nos dejó con episodios que si bien hacían una exploración del personaje interpretado por Ewan McGregor, también se veían limitados por la necesidad de satisfacer a los fans. Eso sin contar con que la calidad de los valores de producción se notaba mucho menor a las series anteriores de Star Wars.

Así que llega el sexto y último episodio de Obi-Wan Kenobi, aún había un poco de esperanza de que la serie tuviera algo que ofrecer. Pues lo único que logró fue reforzar los mismos problemas de los episodios anteriores. La construcción del reencuentro de Darth Vader y Kenobi se había manejado con poco cuidado, pues este se debía meramente por conveniencias del guión, en el episodio final no es la excepción, sucede porque tiene que suceder.

Si bien la secuencia es muy buena y termina en un momento emocional y crucial para los personajes, no se puede hacer a un lado que no son momentos que la serie se gana, sino que los monta a la fuerza. ¿Cuál fue el punto de promocionar tanto a Hayden Christensen? Pues eso, promoción, ya que ni siquiera se le dio el suficiente tiempo para demostrar que su interpretación de Anakin puede ser muy buena.

OBI-WAN KENOBI

Lo mismo sucede con la trama entre Leia y Kenobi, que quedó un tanto en el olvido los últimos episodios y por eso su cierre es algo frío aún cuando los personajes comparten excelentes momentos. Quizá la trama más afectada fue la de Reva, que a pesar de ser la más concisa, para concluir se dirige por camino de obviedad, sin riesgos ni impacto. El trabajo de Moses Ingram al menos es rescatable.

Y ya cuando el final de temporada de Obi-Wan Kenobi acaba con todas sus tramas a como de lugar, dedica unos cuantos minutos al puro fan service, plano y predecible. Pero hará que los fans ignoren cualquier defecto o puntos de la trama verdaderamente emocionantes porque al final Kenobi dice su frase icónica: Hello There.

OBI-WAN KENOBI

 

Deja un comentario