fbpx
3 de diciembre de 2022

Hasta ahora Obi-Wan Kenobi no ha sido más que una decepción, un buen inicio seguido por episodios que apenas y rayaban en lo decente. Con tan solo dos episodios restantes, no parecía que esta serie de Star Wars tuviera salvación, pero el quinto episodio fue un poco de esperanza.

Es como si se hubiera puesto un esfuerzo especial en todos los aspectos en los que Obi-Wan Kenobi carecía de calidad, eso sería desde la dirección, el guión, los efectos, la acción. Bueno, prácticamente todo.

OBI-WAN KENOBI

La diferencia entre este episodio y el resto se nota desde el inicio que nos muestra un flashback del entrenamiento de Obi-Wan y Anakin, en el que por fin podemos ver a Hayden Christensen en acción. Parece que será otro momento de fanservice, pero a lo largo del episodio se va convirtiendo en una antesala de los eventos de la trama, haciendo paralelos entre las acciones de Anakin y Kenobi en el pasado y presente. Esto abre paso a que la historia se desarrolle de una forma emocionante, pues la tensión se ve impulsada por los sentimiento de estos personajes.

Esa conexión se da gracias a las actuaciones de Christensen y Ewan McGregor, sin duda ver a ambos actores en pantalla de nuevo va más allá de una cuestión de nostalgia, pues su química es bastante buena y hace que se sienta palpable el conflicto entre sus personajes.

Esto no significa que Obi-Wan Kenobi ha sido rescatada, que sus errores ya son perdonables, pero al menos es una buena señal de que al menos el final será algo digno de lo que esperábamos para este personaje. O bien podría regresar a ser como los episodios anteriores y el quinto episodio se quedará como un momento de brillantez entre toda la mediocridad ¿Cuál de estos caminos seguirá? Pues ya lo sabremos el próximo miércoles. 

JTF-FF-002507.jpg

Deja un comentario