fbpx
3 de diciembre de 2022

Ya estamos a la mitad de Obi-Wan Kenobi con el estreno de su tercer episodio que además adelantó su estreno al miércoles. Los primeros dos capítulos fueron buenos, pues se salvaron por algunos momentos que daban esperanza a que esta se convirtiera en una gran serie. Lamentablemente el tercer capítulo en lugar de seguir reforzando lo que ya estaba bien, se adhiere a lo que no funcionó.

Parece que Obi-Wan Kenobi tiene una prioridad y es el fanservice, pues por más que entrega algunos buenos momentos, es claro que su verdadero propósito es ser complaciente con los fans de Star Wars. Por ejemplo la presencia de Darth Vader es más por traer de regreso a una figura icónica de la saga que por crear un verdadero impacto emocional entre este personaje y Kenobi.

Así que por más que haya unos cuantos excelentes momentos esparcidos a lo largo del capítulo, es inevitable notar que su construcción se hizo a partir de lo que los fans querían ver. Un problema con el que Star Wars viene cargando desde hace tiempo, pues hay quienes rechazan lo nuevo y arriesgado en la saga, por eso Obi-Wan Kenobi es tan segura.

OBI-WAN KENOB

Aún peor, la producción parece muy barata a comparación de otras series de Star Wars como The Mandalorian ¿A qué se deberá esto? Para eso no encuentro ninguna explicación, tal vez se deba al bajo esfuerzo de entregar una serie verdaderamente emocional, si fuera así, se transmitiría a todos sus elementos.

Pero no, Obi-Wan Kenobi parece que será una serie hecha para satisfacer a lo fans, que irónicamente de todos modos la están despedazando por tener a una mujer negra, Moses Ingram, en el elenco. Esta incluso le roba la atención a Ewan McGregor, quien se mantiene plano en su interpretación durante este episodio. Bueno, ante todo tenemos a Baby Leia agregando un poco de carisma al asunto.

¿Es esta la épica serie de Obi-Wan que esperamos por tanto tiempo? Parece que no lo será.

JTF-FF-001380.jpg

Deja un comentario