Reseña / Crítica Entre navajas y secretos

Un guion ingenioso, una gran dirección y buenas actuaciones se conjugan en un sorprendente whodunit*.

El afamado escritor de novelas policíacas Harlan Thrombey (Christopher Plummer) es encontrado muerto en su mansión, luego de una fiesta familiar. Aunque todo parece tratarse de un aparente suicidio, el detective Benoit Blanc (Daniel Craig) es contratado por uno de los Thrombey para desenmascarar al verdadero culpable. Blanc buscará resolver el caso ayudado por Marta Cabrera (Ana de Armas), enfermera y mejor amiga de Harlan, una mujer que es incapaz de mentir.

Mientras que otras cintas de misterio se empeñan en mostrar pistas falsas, personajes engañosos y giros inesperados, Entre navajas y secretos juega con sus protagonistas y el espectador, soltando muchas de las verdades desde el inicio. Y lo hace muy bien, regalando una historia de misterio en toda regla con destellos de las hechas hace tiempo.

El guion de Rian Johnson se desarrolla alrededor de la que luce como la aparente verdad desde el inicio, pero que se desenvuelve como una bola de nieve que a cada paso, genera un misterio aún mayor. El trabajo en este apartado es remarcable y demuestra el talento de un cineasta en dominio de sus capacidades, desde la concepción del proyecto hasta su ejecución.

Porque también la dirección de un elenco tan grande y lleno de nombres reconocidos en la industria, unos ya posicionados y otros en pleno crecimiento, es ejecutado de tal forma, que nadie sobra o se ve desaprovechado, todo funciona como una correcta maquinaria, como debe ser en una historia de crimen y misterio.

Conforme las piezas encajan y el enigma va teniendo más luz, uno no puede más que regocijarse y disfrutar del espectáculo. Si algo hay que recriminarle a la cinta quizá sea su excesiva teatralidad al momento de exponer al culpable, además de recurrir al intelecto del detective para suponer algunos eventos, todo en una secuencia repleta de diálogos e información que pudo desarrollarse de diferente forma. Aunque al final esta sirva para cimentar de mejor forma a Blanc como un hombre sumamente inteligente y perspicaz.

El humor tan incisivo y elegante es un elemento que suma lo justo en ocasiones muy bien definidas, sin recurrir a exageraciones y pastelazos, dejando que sea la misma personalidad de los sospechosos lo que desarrolle estos momentos. Craig se luce ahora en un papel menos serio y acartonado, pero quien verdaderamente brilla es de Armas como toda una heroína en desgracia, adorable, lista y real.

En el apartado musical, las composiciones de Nathan Johnson también tienen guiños a las películas de misterio de la vieja escuela y al mismo tiempo brindan modernidad, dando acento a las escenas que necesitan tensión, humor o mayor acción.

Entre navajas y secretos utiliza todos los elementos de los que dispone, pero se apoya fuertemente en un guion muy bien estructurado y de ahí, explota y se convierte en una película que brilla por lo ingenioso de su trama sin recurrir a trucos sacados de la manga, con un humor atinado y actuaciones que terminan por entregar un sólido ejercicio cinematográfico y entretenido a partes iguales.

*

Reseña / Crítica Entre navajas y secretos

Título original: Knives Out
Dirección: Rian Johnson
Guion: Rian Johnson
Elenco: Daniel Craig, Ana de Armas, Chris Evans, Jamie Lee Curtis, Toni Collette, Don Johnson, Michael Shannon, Christopher Plummer, Keith Stanfield, Katherine Langford, Jaeden Martell, Riki Lindhome, Edi Patterson, Raúl Castillo, Frank Oz & M. Emmet Walsh

Deja un comentario