Jason Bateman no dirigiría ningún episodio.

La cuarta y última temporada de la exitosa serie de Netflix, Ozark, será una de las producciones cercanas que tendrán que adaptarse a trabajar en la nueva normalidad cuando su rodaje comience el próximo 9 de noviembre, así lo confirmo el actor, productor y director, Jason Bateman en una entrevista para IndieWire.

Bateman aseguró que lo más importante es mantener seguro a todo su equipo, bajo las normas y protocolos impuestos por las autoridades, sin embargo, el actor se mantiene realista y cree que es muy probable que obtengan resultados positivos de coronavirus durante las pruebas semanales, lo que pondría en riesgo a la producción en general, aún así cree que la gente necesita volver a trabajar lo más pronto posible.

img_psola_20170721-091553_imagenes_lv_terceros_ozark_102_unit_01970r_cc5-kY7-U4820437336941SD-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Entre todos los sacrificios que se tendrán que hacer para poder seguir con la producción, Bateman hará el más grande de todos, pues por ahora parece que tendrá que alejarse de la silla de director para esta última temporada, podría ser en los dos primeros episodios como lo ha hecho en las temporadas anteriores o podría no dirigir ningún episodio en lo absoluto. Esto se debe a que si él resultara contagiado, no solo lo perderían como actor, sino como el encargado de toda la producción, por lo que, en su opinión, no sería una decisión inteligente dirigir.

Los capítulos dirigidos por Bateman siempre han resaltado en todas las temporadas, tanto que llegó a ganar el Emmy por mejor dirección en la segunda temporada. Si no llega a dirigir ningún capitulo del final, sería una verdadera lástima. Aún no hay una fecha de estreno para Ozark, pero que la producción esté comenzando tan pronto nos da una señal de que (si todo sale bien) la espera no será tan larga como en otras ocasiones.

ozark1

Deja un comentario