Una vez más lanza comentarios críticos a la industria.

Tras haber producido y dirigido en series originales de Netflix como House of Cards, Mindhunter y Love, Death & Robots y con su primera película en la plataforma, Mank, el cineasta David Fincher no podía estar en el mejor momento de su relación con Netflix. Fincher ha hablado numerosas veces acerca de por qué se ha aliado al mundo del streaming, ya que solo ahí películas como Mank se pueden hacer, en lugar de ser hechas por un estudio de Hollywood y que tengan un estreno en cine tradicional, en una entrevista para Total Film lo explica de esta manera:

«A menos que sea una película muy esperada con un componente de Cajita Feliz, a nadie le interesa. No es particularmente inteligente hacer una película que es una carta de amor a otra película que está en HBO MAX, pero si solo hiciéramos lo que es inteligente, solo habría películas de Marvel, Star Wars y Jurassic Park

Como suele ser, Fincher tiene razón, Mank, película de Netflix, es una carta de amor a Citizen Kane, película que pertenece a Warner Bros. y está en el catálogo de otra plataforma de streaming, HBO MAX, pero si Netflix se preocupara por una nimiedad como esa, no tomarían riesgos.

Mank2

Sin embargo, para Fincher la industria solo tiene dos prioridades o temporadas, el verano de spandex, haciendo referencia al cine de super héroes o blockbusters en general, y el invierno de aflicciones, haciendo referencia a la temporada de premios donde el cine se vuelve un tanto más humano. Aunque Fincher suele ser un éxito comercial y en los Oscar y otros premios, no está contento con esta forma de manejar la industria:

«No solo soy un maldito amargado, soy un maldito amargado informado.»

Ahora que estamos a menos de un mes de ver Mank, la pregunta acerca de que sigue en la carrera de Fincher se hace presente, en especial porque ya sabemos que una tercera temporada de Mindhunter no será su siguiente paso. En una entrevista para Premiere, el director habló al respecto:

«Tengo un contrato de exclusividad con Netflix por otros cuatro años y dependiendo de la recepción de Mank, veré si me acerco para preguntar que puedo hacer para redimirme o tomaré la actitud de un arrogante y exigiré otra película en blanco y negro. No, haré el contenido que les traiga espectadores, es mi pequeña esfera de influencia.»

Lo más probable es que Mank sea un gran éxito, sin duda es de las películas más esperadas del año, así que es casi seguro que Fincher podrá hacer cualquier cosa después de su estreno, en sus palabras, tratará de hacer algo nuevo:

«Firme este trato porque quiero trabajar como Picasso pintaba, quiero intentar cosas nuevas, de romper el molde o el modo de operación. Me gusta la idea de tener un cuerpo de trabajo. Y lo admito, tras cuarenta años en esta profesión, tener solamente diez películas, bueno, once, pero solo diez que considero mías, es una observación aterradora.»

Fincher tampoco pierde la oportunidad para recordarnos que odia su debut, Alien 3, pero eso ya es cosa del pasado, en el futuro tendremos más películas y/o series de este gran cineasta, en un futuro más cercano, podremos estar viendo Mank, en algunos cines este 20 de noviembre y en Netflix el 4 de diciembre.

david-fincher

Deja un comentario