fbpx

En un futuro cercano, un conflicto bélico entre Ucrania y Rusia es intervenido por los Estados Unidos. Harp, un piloto de dron desobedece ordenes y realiza un bombardeo que termina con las vidas de dos soldados de su lado. Como reprimenda, Harp es enviado a trabajar con el Capitán Leo, un androide que tiene la misión de infiltrarse en la zona de guerra para detener un ataque nuclear y no tiene pensando adherirse a las reglas para lograrlo.

Esta película de ciencia ficción producida y protagonizada por Anthony Mackie, se siente como la típica película de orgullo Americano, y por una parte lo es, sin embargo llega a un punto en el que por alguna razón decide que también se dedicará a criticar las intervenciones militares de los Estados Unidos. Y se agradece que haya una intención de poner temas serios dentro de una película que meramente es de acción.

¿El resultado? Una combinación de tonos y sub-géneros que nunca terminan de cuajar. Empecemos con lo mejor y eso es por supuesto Mackie y su co-protagonista Damson Idris. La dinámica entre ambos personajes llega a ser divertida cuando tiene que, pero también están llenas de tensión cuando sus ideas y planes no coinciden.

zonaderiesgo1

Estas escenas son reminiscentes del cine de David Ayer, y son por mucho, los momentos más entretenidos de toda la película, aunque son pocos y cortos. En general, las secuencias de acción están bien realizadas y los efectos especiales, con todo y defectos, son convincentes. En este aspecto cumple con lo necesario para que estas escenas sean emocionantes.

Si bien tiene todo para ser una cinta divertida ¿Por qué no lo es? El director Mikael Håfström quiere que lo sea, pero que también tenga un mensaje político. Y claro que se puede tener ambas, ya existen otras películas de acción que han abordado temas relevantes a la actualidad, sin embargo, parece que Håfström no tiene la habilidad para hacer ese balance. Lo que obtenemos son un montón de escenas de acción que son hiladas con una serie de discursos acerca de los claroscuros de la guerra, que de haber sido presentados con imágenes en lugar de exposición, pudieron haber hecho algunos buenos puntos acerca del tema.

Al final, Zona de riesgo es a la vez una película de acción muy seria para ser entretenida, y una película de acción muy tonta para tomar en serio su discurso. Se queda en un punto medio, donde es más difícil clasificarla y por lo tanto, más difícil de recomendar.

zonaderiesgo

Título original: Outside the Wire

Dirección: Mikael Håfström

Guión: Rowan Athale y Rob Yescombe

Elenco: Anthony Mackie, Damson Idris, Enzo Cilenti, Emily Beecham, Kristina Tonteri-Young, Pilou Asbæk y Michael Kelly.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: