2 de octubre de 2023

Una película española divertida, emotiva y de aprendizaje; a pesar de que no existe gran desarrollo de los personajes o de algunas situaciones que se mencionan en la trama, está llena de momentos que te tocarán el corazón o te harán reír a carcajadas.

La directora española María Ripoll inició su paso por la industria del cine apoyando a los directores españoles Agustí Villaronga, Bigas Luna y Carlos Benpar. En 1998 dirige su primera cinta The man with rain in his shoes, misma que le otorga dos premios: Mejor Guion en el Festival de Cine de Montreal y Premio Gran Angular en el Festival de Cine de Sitges.

La trama se desarrolla en 2017, específicamente en Valencia, España y continúa a lo largo de dos años donde hay una serie de acontecimientos alrededor de la familia de Emilio, el protagonista.

Para María Mínguez, guionista de la película, la idea de Vivir dos veces nace de una plática entre amigas sobre el Alzheimer, pero con el propósito de no contar la típica historia cuidador-paciente, más bien enfocarse en como esta condición afecta a la persona que la padece y a sus seres queridos, brindando una posible subtrama o trama alterna al amor de la juventud que deja huella en la vida.

SINOPSIS

Emilio (Oscar Martínez) es un profesor de matemáticas retirado, que vive en soledad cuando un día le diagnostican Alzheimer, ese suceso detona un nuevo comienzo en su relación con Julia (Inma Cuesta), su hija, y su nieta Blanca (Mafalda Carboneli), sin embargo, esta película va más allá de una trama familiar.

Se proporcionan detalles de la vida de Julia, como la infidelidad que vive dentro de su matrimonio, misma que al ser descubierta por su hija Blanca, genera una pelea que parece distanciarlas; a la vez, conocemos por encima la personalidad de Julia, que, a pesar de ya tener consciencia sobre los actos de su esposo, decide vivir con eso con tal de no desmoronar a la familia.

Por otro lado, la trama en compañía y que da cierre a la película es el amor pasado entre Emilio y Margarita, este sentimiento lleva a los personajes a emprender un viaje hacia Navarra en busca de la mujer que cantaba a la orilla del mar (Margarita), el propósito cae en un cliché que sigue conmoviendo: decirle a su amada que durante todos estos años no ha dejado de pensar en ella.

Una narrativa bastante rápida, y es que el filme tiene una duración de 1hr 41 min, aunque es un tiempo considerable si se sabe dar un desarrollo profundo de personajes de manera concreta, sería natural quedarse con ganas de ver más de la dupla entre Emilio y Blanca, al igual que la relación poco explicada entre Emilio y Margarita.

DETALLES IMPORTANTES

El mar es un simbolismo importante en esta producción, para Emilio, una oración que cambió su vida fue “Tengo que estudiar” ante la propuesta de Margarita de ir juntos a la playa, una frase que le costarían más de 50 años lejos del amor de su vida. El mar en el cine es conocido por representar el miedo a primera impresión, pero también por ser el medio que al cruzarse se llega a mayores aventuras, a la magia de estar vivo.

Es importante prestar atención a los hábitos del protagonista, ya que estos serán las primeras alertas en el cambio, para bien y mal, en la vida de Emilio, al igual que los pequeños momentos que brindan una sensación de desesperación al notar que Emilio ya no sabe como volver a su casa, ya no recuerda a su familia, ni a la mesera que lo ha atendido durante años.

El lenguaje visual parece acertado, algo cotidiano, pero que presenta secuencias que te hacen sentir cercano a los personajes y que en compañía de la música logran generar desesperación, tristeza, nostalgia y emoción.

DIA DEL ABUELO EN MÉXICO

Con motivo del día 28 de agosto, Día Nacional del Abuelo en México, me parece una película adecuada para mirar durante una tarde noche desocupada y reflexionar sobre el impacto de los abuelos en la vida, el valor que consiguen otorgar y que como se ilustra con cada relación que Emilio mantiene, aprendemos de ellos como ellos de nosotros.

Vivir dos veces se encuentra disponible en Netflix.


 

Deja un comentario