Una película hecha a base de una formula cansada.

Para participar en una carrera de BMX, Blanca necesita de la aprobación de su madre, sin embargo ella le prohíbe siquiera andar en bicicleta. Blanca idea un plan para contratar a un actor que se haga pasar por su padre y que la inscriba en el concurso. Así Blanca conoce a Alberto, un actor retirado con un pasado traumático. Lo que empieza como una relación inconveniente se transforma en una profunda amistad.

Este es el más reciente ejemplo del cine mexicano en su forma más genérica y barata de forma consciente, no hay un mínimo intento de hacer algo diferente, de explorar algo nuevo con tan típica historia, no es más que una mezcla de clichés ligados unos con otros con poca coherencia, su propósito son las risas y lágrimas fáciles, ser conmovedora porque su historia es inspiracional para todos los niños que quieren hacer lo que su corazón les dice. 

Se-busca-papá-1160x700

No hay nada de malo en ello, pero un bonito mensaje no hace una buena película, Se Busca Papá es más bien manipuladora, el guión no establece razones para conectarnos con sus personajes principales, no establece razones por las que sus acciones deberían importarnos, no hay razones por las que sus objetivos sean tan importantes, no hay riesgos, no hay nada que ganar, no hay nada que perder, entonces ¿por qué debería importarle al espectador? Por ninguna razón, sin embargo el guión nos da pequeños momentos de supuesta empatía entre sus dos protagonistas para hacerle creer al público que algo está sucediendo, manipulándolo a creer que hay emociones reales, pero no es así. 

Claro que esto no lo lograría si no fuera por unas cuantas cosas, la primera son las actuaciones, Juan Pablo Medina y Silvia Navarro son más que buenos actores y no necesitan de mucho para demostrarlo, con este terrible material lograron ser convincentes y esa es una habilidad que hay que aplaudirles. Natalia Coronado a su corta edad parece tener esta misma habilidad y ojalá en el futuro sea parte de proyectos superiores. 

La otra razón es la sobre-musicalización, el extremo uso del score más genérico de la historia es esencial para compensar la falta de emoción en las escenas, pues esta dicta si la escena debería ser triste, o si debería ser chistosa, o si debería ser emocionante o de miedo o de ternura, no puedes pensarlo tú mismo, la música te obliga, pues las imágenes por si mismas no pueden. Es tan descarado su uso que a veces opaca por completo a los diálogos que terminan por ser incompresibles.

En conclusión, Se Busca Papá es una película  formulada por una máquina, mal escrita, mal fotografiada, bueno, mal hecha en casi todo sentido. Si buscas algo que ver que sea mínimo decente, sigue buscando, si no te molesta ver algo que no tiene ni un poco de valor artístico, puedes darle una oportunidad. 

Se_busca_papa

Dirección: Javier Colinas

Guión: Víctor Avelar, Javier Colinas, Paulette Hernández, Fernando Barreda Luna

Elenco: Juan Pablo Medina, Silvia Navarro, Natalia Coronado, Victoria Viera y Aleyda Gallardo.

Un comentario sobre “Reseña | ‘Se Busca Papá’”

Deja un comentario