Confusa y ridícula, son las mejores palabras para describir a esta película.

Al año, Netflix estrena una infinidad de películas originales que como hemos visto, causan un buen impacto en el público, como recientemente lo hizo Misión de Rescate, que incluso ya se ganó una secuela. Sin embargo, el éxito no significa que todas estas producciones sean de calidad excepcional, pues Mentiras Peligrosas es una muestra más de que a veces Netflix acepta producir cualquier idea que le propongan.

Katie y Adam son una pareja en sus veintes que batallan con dificultades económicas, él abandona sus estudios y se encuentra desempleado, ella trabaja como enfermera para Leonard, un hombre mayor, solitario y con una gran fortuna. Katie crea una relación de amistad con él y tras su muerte, le hereda todas sus posesiones. Sin embargo sus vidas se complican cuando la gente se cuestiona lo oportuno de la situación.

La idea de la película en sí no es mala, aunque un poco genérica, incluso es casi igual a la de Entre navajas y secretos y esa fue una película nominada al Oscar, lo que demuestra que lo más importante es cómo se ejecuta la idea, y ahí es donde falla terriblemente. Pues parece que la única intención del director Michael M. Scott es crear una historia con unos cuantos giros que sorprendan al espectador aunque estos carezcan de sustento dentro de la trama, que de por sí, no tiene mucho sentido, pues en su intento de hacernos desconfiar de las intenciones de algunos de sus personajes, se vuelve confusa y algo tediosa.

Al final casi todos los giros los puedes ver venir desde mucho antes y otros son tan forzados que solo dejan enormes huecos en la trama que son un tanto difíciles de ignorar. Algunas escenas son ridículas, otras caen en la comedia involuntaria, lo que me hace pensar que el tono dramático tal vez fue un error, y hacer de esta película una comedia habría sido un acierto, pues incluso quiere tratar de temas serios como las dificultades con las que se enfrentan las minorías y jóvenes en los Estados Unidos, pero este trasfondo nunca es explorado si no es a través de diálogos de exposición y los temas nunca se ven reflejados dentro de la trama.

Si hay algo que se pueda resaltar, son las actuaciones de Camila Mendes y Jessie T. Usher quienes a pesar del material logran ser convincentes e incluso tienen la suficiente química para parecer una pareja real.

Aún así la dedicación de estos actores no logra salvar a esta película de ser un mero intento de crear un misterio que no es tan interesante como aparenta ser. Puede que para algunos resulte ser mínimo entretenida, pues como dije, hay momentos de comedia involuntaria que al menos te ayudan a pasarla bien, pero no puedo decir que es una película imperdible, incluso dentro del catálogo de la plataforma hay producciones superiores.

the-thwarted-burglary-has-lasting-consequences-for-katie-and-adam-1588263014

Título original: Dangerous Lies
Dirección: Michael M. Scott
Guión: David Golden
Elenco: Camila Mendes, Jessie T. Usher, Jamie Chung, Sasha Alexander, Cam Gigandet, Michael P. Northey y Elliot Gould

Anuncios

Deja un comentario