Esta historia real tiene mucho que contar, pero muy poco tiempo para hacerlo.

A inicios de los años 90’s en Miami, un grupo de espías cubanos se hacía pasar por desertores del régimen totalitario en Cuba para infiltrarse en organizaciones terroristas que planeaban derrocar a Castro.

Olivier Assayas tiene una extensa carrera de poco más de treinta años, aunque es uno de los cineastas más elogiados, no es uno muy conocido en el cine mainstream, pero su más reciente proyecto, La Red Avispa, tiene la oportunidad de ser una de las más vistas de su filmografía, ya que fue estrenada en Netflix este fin de semana. Lamentablemente Assayas no le presenta al mundo su trabajo más sólido, pues La Red Avispa deja mucho que desear.

La historia de La Red Avispa es sumamente interesante y Assayas se enfrenta al mismo problema que se enfrentan todas las películas basadas en hechos reales, principalmente las que tratan de temas políticos o bélicos, es mucha información que necesita ser transmitida en dos horas y Assayas parece no haber encontrado una forma de sintetizarla correctamente, pues al inicio trata de explicarnos las cosas lo más sencillo posible sin tener que recurrir a narrar los hechos con voice over, pero lo termina haciendo más tarde cuando la trama se complica. La trama está lejos de ser sencilla, tanto que Assayas usa toda la primera hora para ponernos en contexto y plantear bien la situación, nos introduce a varias subtramas de varios personajes, sin embargo no todas dan frutos hacia el final y se quedan un poco olvidadas, lo que puede hacer al espectador preguntarse si era necesario tanto embrollo. Sin duda la segunda hora de la película es la más interesante, pero para llegar a ese punto, uno debe estar verdaderamente interesado en el tema, pues cualquier persona que busque simple entretenimiento, no lo encontrará.

Algo que hay que aplaudirle al director es que hace a un lado cualquier preferencia política que tenga sobre cualquiera de las ideologías de los personajes en la película. Hay un claro apartidismo, pues solo nos muestra las cosas como sucedieron, el verdadero enfoque de Assayas es en sus personajes que deben decidir entre tener vidas sencillas para sus familias o cumplir una mayor misión por el bien de su país. Puede parecer que la película se dirige a glorificar a estas personas, pero creo que Assayas solo refleja el respeto que les tiene por mantenerse fieles a su ideología.

Esta idea se refleja con el aspecto más fuerte de la cinta, que son las actuaciones, Assayas reunió a uno de los mejores casts hispanos que se han visto, empezando por Penélope Cruz, quién entrega una actuación poderosa y en momentos desgarradora, a ella se le une Edgar Ramírez quién por si mismo hace un excelente y sutil trabajo, pero es en sus escenas con Cruz en las que se vuelve más versátil. Wagner Moura interpreta a una especie de playboy cubano, pero que tiene un lado muy frío, su presencia en muchas escenas llega a ser intimidante. El resto del cast, conformado por Gael García Bernal, Ana de Armas, Serio Sbaraglia y Tony Plana, aunque no son participaciones mayores, cada escena en la que aparecen, le sacan el mayor provecho posible.

Se nota la fascinación de Assayas por esta historia, no quiere que nos perdamos de ningún detalle, quiere que tengamos toda la información a la mano, pero dos horas no es suficiente, tal vez haber hecho una miniserie en lugar de una película le habría permitido tomarse el tiempo de desarrollar correctamente cada momento importante.

EYZa-Tr2-Ws-AIt-Ch-Y

Título Original: The Wasp Network

Guión y Dirección: Olivier Assayas

Elenco: Penélope Cruz, Edgar Ramírez, Wagner Moura, Ana de Armas, Gael García Bernal, Sergio Sbaraglia, Tony Plana.

Deja un comentario